Ya sin camas de terapia intensiva disponibles, en Neuquén capital evalúan derivar pacientes a la Clínica Chapelco

Ya sin camas de terapia intensiva disponibles, en Neuquén capital evalúan derivar pacientes a la Clínica Chapelco

Foto ARCHIVO

Es un hecho: en el conglomerado urbano de Neuquén capital ya no hay disponibles camas de terapia intensiva con respirador mientras los casos de coronavirus siguen multiplicándose.

El fenómeno se repite en todas o casi todas las ciudades y localidades de la provincia, donde se producen flexibilizaciones al aislamiento y el COVID-19 sigue avanzando con el sistema sanitario, particularmente en lo que hace a unidades de terapia intensiva con respirador, imprescindibles para casos críticos de la enfermedad.

El sistema sanitario privado no es ajeno a la situación. El director médico del Grupo CEMIC, Rodrigo Rabuffetti, aseguró ya eligen a qué pacientes darle un respirador y a cuál no. «Todos estamos llenos, hoy Neuquén tiene una ocupación del 100 por ciento y vamos seleccionando minuto a minuto, hora a hora».

En declaraciones por radio LU5, explicó que se está en la etapa en la que se habla con las familias para «hacerles entender que no hay respirador» y que hay pacientes con comorbilidades graves a los que no les haría «ningún bien» ir a una terapia intensiva.

«Vemos con mucha preocupación, y algún grado de insatisfacción, cómo seguimos haciendo cosas. Es importante poder limitar un poco la circulación porque si no lo hacemos vamos a vivir la peor de las pesadillas, que es tener que decirle a la gente que no hay lugar o que no lo vamos a poder ventilar», adivirtió Rabuffetti.

«Hoy estamos empezando a seleccionar qué pacientes van a recibir un respirador y qué pacientes no», y señaló que «Neuquén está teniendo una particularidad de que hay mucha gente joven y sana que es la que está entrando a respirador, que es una situación que no se dio tanto en Europa».

En ese marco, el médico dijo que, por falta de camas, en las últimas horas evalúan derivaciones de pacientes de la capital a la Clínica Chapelco de San Martín, donde quedan las últimas camas disponibles de terapia intensiva.

«Estar en una terapia intensiva y ver que Parque Norte está lleno, que los bares están abiertos, genera algún grado de insatisfacción y eso está generando tasas altas de contagios. El mejor ejemplo es Europa que está volviendo otra vez a fase 0 y que ya pasó la ola, ahora está volviendo a vivir el repique. Nosotros todavía no pasamos esa etapa de colapso, estamos en el medio y ya no podemos responder», afirmó.

DEJANOS TU COMENTARIO