Sorpresa y media: el anuncio de Cristina agarró a todos desprevenidos

Sorpresa y media: el anuncio de Cristina agarró a todos desprevenidos
Por LUIS A. RADEN

Nadie se lo esperaba. Ni que ya hiciera el anuncio ni que fuera de tales características. Hasta ahora, las alternativas eran más o menos dos: era candidata a presidenta o no, reservándose quizá la primera posición en la lista de senadores bonaerenses; quizá, candidata a gobernadora de la provincia que la vio nacer.

Pero que Cristina Fernández de Kirchner sea candidata a vice no se lo esperaba nadie, o casi. Alberto Fernández lo sabría, seguramente, y sus hijos y los más allegados. Pero el anuncio agarró a todos en medio de especulaciones diversas, desprevenidos.

La elección de la expresidenta tiene una lógica: Fernández (Alberto) es el armador político que ella no puede ser, a partir de sus características personales y de los límites que le imponen el rechazo que provoca en ciertos sectores del peronismo.

El exjefe de Gabinete de Néstor, por el contrario, ha demostrado siempre tener muñeca, cierta inteligencia y capacidad para tejer sólidos vínculos políticos, siendo pragmático a la hora de consensuar intereses. Y eso parece ser lo que le falta al kirchnerismo para vencer en las próximas elecciones presidenciales.

Desde ahora Fernández es, entonces, precandidato presidencial y el jefe de campaña, al mismo tiempo, de Cristina y de Unidad Ciudadana, o como quiera que se denomine la alianza que el Frente para la Victoria comenzará a conformar de acá a las Primarias del 11 de agosto próximo.

A priori, se trata de la vieja metodología aplicada por el líder del peronismo a principios de los 70 y aggiornada para la ocasión: Alberto al gobierno, Cristina al poder… Luego, allá lejos y hace tiempo, la fórmula fue Perón-Perón; hoy, Fernández-Fernández.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.