Rechazo unánime de estatales de la región al ajuste salarial propuesto por el gobierno

Rechazo unánime de estatales de la región al ajuste salarial propuesto por el gobierno

Foto FACEBOOK

Tras conocerse la propuesta salarial efectuada el domingo por el gobierno de la provincia, estatales de Junín y San Martín de los Andes rechazaron la oferta y anticiparon que continuarán con las medidas de fuerza.

En el Hospital Junín de los Andes se realizó este lunes una asamblea en la que se votó por unanimidad la negativa a aceptar la proposición y se elaboró una contrapropuesta consistente en que se abone el mismo porcentaje del 53,1 por ciento pero en dos tramos: el primero en mayo y el segundo en julio.

Además plantearon que se vuelva a convocar una mesa de negociación que incluya a los trabajadores de la salud y que el planteo oficial también tenga en cuenta la devolución de los descuentos en el salarios por los días de paro, el no descuento de los días de paro para los próximos meses y, sobre todo, el no inicio de causas penales y de sumarios.

También ATE San Martín de los Andes realizó este lunes una asamblea en la que rechazó mayoritariamente la propuesta de ajuste salarial efectuada por el gobierno y recibida por la conducción provincial del sindicato.

En la vía pública y frente al local sindical, empleados del Hospital Ramón Carrillo, del EPEN, de Vialidad y Auxiliares de Educación, entre otros organismos provinciales, votaron contra el planteo salarial. Sin embargo, el titular de la delegación sanmartinense del gremio se negó a firmar el acta de la asamblea, según se divulgó en redes sociales.

Como se sabe y ante el rechazo generalizado a la propuesta conocida el domingo, el secretario general de ATE Neuquén, Carlos Quintriqueo, pidió este lunes una reunión urgente con el Ejecutivo provincial para «rediscutir los plazos y porcentajes» acordados 24 horas antes.

Como ya se informara, la propuesta del gobierno provincial implica, básicamente, una suba total de 53,1 por ciento, pero incluyendo el 15 por ciento acordado a principios de año, en seis tramos y a completarse en marzo del que viene.

El primer ajuste de los seis previstos implica que en mayo próximo, con el 15 por ciento ya aplicado, el aumento total del año en curso llegaría al 20,75 por ciento. La suba llegaría al 26,5 por ciento en julio; al 32,25 por ciento en septiembre; al 38 por ciento en noviembre; al 44,9 por ciento en enero del año que viene, y al 53,09 por ciento en marzo de 2022, completando así los seis tramos.

La propuesta contempla también adicionales por 40.000 pesos por ropa de trabajo –previstos ya en el convenio colectivo de trabajo– y los tres bonos de 6.500 pesos decretados por el Gobierno Nacional para el personal de salud de todo el país.