Quiénes son los padres que abandonaron a sus dos hijos adoptivos en una comisaría de Bahía Blanca

Quiénes son los padres que abandonaron a sus dos hijos adoptivos en una comisaría de Bahía Blanca

Foto LA NUEVA PROVINCIA

Eduardo Rucci y Natacha Perrig llegaron en enero último a San Martín de los Andes, con su hija biológica de 11 años y dos hijos de 6 años, ambos adoptados.

Llegaron desde Bahía Blanca y se instalaron en una vivienda de la Vega, y desde entonces parecían tener una vida normal, siendo apreciados por sus nuevos vecinos y reiniciando la vida familiar en un nuevo lugar y con dos nuevos integrantes: los mellizos de Guinea Bissau que habían adoptado el año anterior.

«A pesar de mis casi 11 años, me he dado cuenta que esto recién empieza. Todos los días del padre son diferentes, pero este es muy particular. Elegimos empezar una nueva vida lejos de nuestros afectos, atravesando una situación particular y con 2 hijos del corazón incorporándose a nuestra familia. Nada casi!! Juli cada vez más grande y enseñándome todos los días. En fin, aprendiendo a SER PAPÁ!», fue el último posteo de Rucci en Facebook, para el Día del Padre.

Luego, cuando tomaron la decisión de ‘devolver’ a sus hijos en la Comisaría de la Mujer y la Familia de Bahía Blanca, el pasado 17 de noviembre, tanto él como su pareja eliminaron todos sus posteos y perfiles en redes sociales. El repudio social que desató su actitud y el inicio de un proceso penal hizo que, ahora, nadie conozca sus paraderos.

La investigación está a cargo del fiscal Marcelo Romero Jardín, quien evalúa la posible comisión del delito de incumplimiento de los deberes de asistencia familiar –con una pena de hasta dos años de prisión excarcelable– y el posible fraude a la Ley de Migraciones, ya que los nenes habrían ingresado al país como «turistas».

De ser confirmada esa información por la Dirección Nacional de Migraciones, cuyo informe es esperado por el fiscal para las próximas horas, la causa podría pasar al fuero federal, ya que la adopción se habría realizado con importantes deficiencias en lo que hace a su legalidad.

Según consta en la denuncia, a ambos menores se les cambió el nombre en el país de origen pero ingresaron a la Argentina como «turistas», con un permiso provisorio de residencia pero sin Documento Nacional de Identidad (DNI).

«Razones personales», alegó Rucci cuando entregó a los dos nenes en la dependencia policial de Bahía Blanca, como quien pretende devolver una cosa adquirida en un comercio y alega haberse arrepentido de la compra…

DEJANOS TU COMENTARIO