Qué harán Saloniti y el COEM bajo la presión de cientos de comerciantes sitiando la sede municipal

Qué harán Saloniti y el COEM bajo la presión de cientos de comerciantes sitiando la sede municipal

Foto G.H.M.

Este miércoles, cientos de manifestantes autoconvocados lograron que Carlos Saloniti llame «de emergencia» al COEM para que el organismo «revea» la situación epidemiológica en la localidad.

Bajo la presión ejercida este miércoles y el martes –cuando se realizaron dos movilizaciones similares– por comerciantes perjudicados por las restricciones horarias tras la vuelta a Fase 1 de aislamiento, a quienes se sumaron los llamados ‘anticuarentena’, el intendente podría escuchar la opinión médica o tomar una decisión «política».

Como ya se informara, fueron el Ministerio de Salud de la provincia y Zona Sanitaria IV los organismos que impulsaron que se decretara la circulación comunitaria de coronavirus en San Martín y luego sugirieron al intendente el retorno a Fase 1 buscando controlar el brote.

De hecho, el médico Juan Cabrera dejó entrever que los seis días decretados por el Municipio son insuficientes para acotar la propagación del virus. «Tenemos una circulación viral importante… Lo ideal sería que la restricción fuera durante 14 días«, afirmó hace pocas horas.

Sin embargo, durante la reunión «de emergencia» del COEM que convocó para la tarde de este mismo miércoles, Saloniti podría desoír a los especialistas y adoptar una decisión «política», con la oreja puesta en las entidades empresarias que le dieron la espalda y los comerciantes cuyo enojo parece ir en aumento, prácticamente sitiando la sede municipal.

Esa decisión puede ser levantar las restricciones, lisa y llanamente, o tomar una medida intermedia que tampoco podría ser aceptada: ampliar el horario de circulación y de apertura de comercios a fin de intentar conformar a tirios y troyanos. Lo que tampoco es seguro.

Con el riesgo, además, de que al levantar o acotar las restricciones los contagios se disparen y colapse el sistema sanitario local, que debe atender las exigencias del COVID-19 pero también del resto de los padecimientos que cotidianamente sufren los vecinos sanmartinenses.

DEJANOS TU COMENTARIO