Protagonistas de la fiesta anticuarentena en el Chapelco pidieron disculpas, ofrecieron «reparación de daño» y zafaron

Protagonistas de la fiesta anticuarentena en el Chapelco pidieron disculpas, ofrecieron «reparación de daño» y zafaron

Las siete personas –en su mayoría abogados– que violaron todos los protocolos en la base del Cerro Chapelco lograron evadir las acusaciones penales al pedir disculpas y ofrecer «reparación de daño».

Como se sabe, la causa judicial comenzó de oficio el 4 de septiembre pasado, tras la viralización de videos que mostraban a un grupo de personas en la base del Cerro Chapelco, incumpliendo todos los protocolos sanitarios y burlándose de la cuarentena y el aislamiento.

«La investigación se inició por violación del artículo 205 del Código Penal, por incumplimiento de medidas contra epidemias», indicaba entonces la Fiscalía sanmartinense, precisando que «en total, siete personas fueron notificadas en la sede del Ministerio Público Fiscal del inicio del caso penal».

Sin embargo, el fiscal del caso Maximiliano Bagnat resolvió que bastaron el pedido de disculpas y la «reparación del daño» para dar por finalizado el proceso judicial, con lo que las siete personas lograron zafar de la persecución judicial.

El fiscal ordenó que realicen donaciones al hospital público y al municipio de San Martín de los Andes; hagan el traslado aéreo de médicos desde la capital provincial y de dos mujeres que están varadas en Chile, y brinden asesoramiento gratuito a asociaciones civiles, teniendo en cuenta que se trata de abogados y hasta miembros de la Justicia neuquina.

La decisión la adoptó luego de que las siete personas investigadas hicieran una presentación en la que asumieron la responsabilidad por el comportamiento que tuvieron, pidieron disculpas a quienes se hayan sentido ofendidos y ofrecieron hacer una reparación por el daño causado, informó oficialmente el Ministerio Público Fiscal.

La «reparación» prevé la repatriación en un vuelo especial de dos neuquinas varadas en de Panguipulli (Chile); colaboración con la Clínica Chapelco para el traslado en vuelo especial de profesionales de la salud y equipamiento médico desde la ciudad de Neuquén hacia esa localidad.

Asimismo, harán una donación a la cooperadora del Hospital Ramón Carrillo para la compra de un sillón especialmente diseñado para tratamientos de larga duración (quimioterapia; hemodiálisis, entre otros), además de barbijos para los profesionales del nosocomio; también brindarán asesoramiento gratuito a asociaciones civiles de San Martín de los Andes para que obtengan el reconocimiento de la dirección Provincial de Personas Jurídicas.

El fiscal Bagnat tuvo en cuenta el artículo 17 del Código Procesal Penal del Neuquén, que establece que debe «buscarse la solución del conflicto primario surgido a consecuencia del hecho, a fin de contribuir a reestablecer la armonía entre sus protagonistas y la paz social».

Y resolvió aplicar un criterio de oportunidad por reparación del daño, prevista en el artículo 106 del Código Procesal Penal, como una forma de «resolución del conflicto», razón por la cual prescindió «de continuar con el ejercicio de la acción penal en el presente legajo», ya que «los ofrecimientos de reparación realizados lucen como razonables y proporcionales».

Como se sabe, otros casos de personas que violaron las disposiciones nacionales y provinciales para evitar la la propagación del coronavirus no corren con igual suerte –pudiendo ser hasta encarcelados, según el Código Penal–, ya que no cuentan con los recursos económicos ni las influencias de los acusados en este caso.

DEJANOS TU COMENTARIO