Polémica en pandemia: la indignación del fiscal y las fuertes acusaciones de la abogada del primer caso juninense

Polémica en pandemia: la indignación del fiscal y las fuertes acusaciones de la abogada del primer caso juninense

A través de las redes sociales, la abogada del primer caso de coronavirus salió al cruce de quienes piden un ‘castigo ejemplar’ para el hombre que ingresó a Junín caminando, evadiendo los controles.

Como se recordará, el hombre llegó al ejido juninense desde General Roca, en Río Negro, zona con circulación comunitaria de COVID-19. Poco más tarde, después de haber mantenido contacto con numerosos vecinos, se le diagnosticó coronavirus, desatando una cadena de contagios y casos sospechosos.

Además, a raíz de ese primer caso, el intendente Carlos Corazini decretó la vuelta a Fase 1 de aislamiento social para todo la localidad, que se extenderá al menos hasta el próximo martes.

A pesar de que la Fiscalía buscó imputarlo por delitos previstos en el Código Penal para este tipo de casos, el juez Mariano Etcheto determinó la libertad del hombre, fijando la audiencia de formulación de cargos para el 25 de septiembre.

Ello motivó la queja del fiscal jefe Fernando Rubio: «Ahora está libre, nadie lo custodia, esperemos que no se vuelva a juntar con nadie. No sólo no entendemos esta determinación sino que no la comprendemos», sostuvo por FM de la Montaña.

Abogada contra los medios

Tras la repercusión mediática del suceso, la respuesta de la abogada defensora del primer caso, Mariela Pereyra, no se hizo esperar: acusó a los medios locales de buscar la «primicia» y de «mostrar solo una parte, ocultar lo que no conviene. Copiar y pegar. Repetir sin investigar, sin analizar, sin corroborar, sin medir si lo que digo sirve y suma o hace daño».

Para la letrada, «es fácil arengar la antipatía, infundir miedo, alentar la bronca de les odiadores y ‘opinologos’. Mas difícil es llamar a la calma, transmitir tranquilidad, fomentar la empatía y la solidaridad con quienes están sufriendo».

Según el relato que publicó en redes sociales, «hace dos días participé como abogada defensora de una audiencia, en la cual me opuse a que ese mismo día se le imputaran cargos a una persona convaleciente de una grave enfermedad. Las razones por la cuales se solicitó la reprogramación tenían que ver por cuestiones personales de salud, familiares y también sociales o epidemiológicas».

«Como corresponde, la cuestión se debatió: se escucharon testimoniales, las diferentes partes presentes expusimos nuestras posturas y peticiones, finalmente, el juez resolvió hacer lugar a mi planteo y reprogramarla», continúa Pereyra.

Pero para la abogada, «no es casual que los medios digitales, al comunicar la noticia no contaran que la audiencia no se hizo ayer porque no estaban dadas las condiciones y que la misma fue suspendida y reprogramada para los próximos días». Para ella, «la intención era transmitir a las personas una ‘sensación de impunidad’ (que no existe, porque más tarde o más temprano el sospechado será sometido a la causa penal)».

Los medios habrían actuado de esa forma «porque algunas lectoras y lectores podrían entender que la decisión del juez no solo era ajustada a derecho sino también difícil de cuestionar moral y éticamente; entonces probablemente la noticia no generaría tantas reacciones, insultos y repudios».

A continuación, el posteo completo de la abogada Mariela Pereyra en Facebook:

DEJANOS TU COMENTARIO