PASO: al Gobierno Nacional no le alcanzó con gestionar la pandemia

PASO: al Gobierno Nacional no le alcanzó con gestionar la pandemia
Foto MAXIMILIANO LUNA / TÉLAM

Alberto Fernández centró sus políticas en «cuidar la salud» ante el coronavirus, pero el electorado centró ahora sus intereses en la compleja situación económica y social que atraviesa.

Por LUIS A. RADEN

Primero lo primero. Se trata de las PASO, básicamente un enorme interna electoral cuyos resultados no necesariamente se replicarán matemáticamente el 14 de noviembre próximo, cuando se lleven a cabo las legislativas generales.

Por esa misma razón, el gobierno encabezado por Alberto Fernández cuenta ahora con dos meses para revertir, al menos en parte, los catastróficos guarismos obtenidos en el domingo por el Frente de Todos (FdT) en casi todo el país.

Y lo central es que con la pobreza e indigencia que afecta a cerca del 45 por ciento de la población, con una inflación galopante, con salarios –quienes los tienen– y con jubilaciones que se devalúan cotidianamente, esta elección revela que esos parecen ser los temas claves por los cuales el electorado le dio la espalda al oficialismo nacional.

Es que por muy buena que haya sido y sea la gestión de la pandemia, con eso no alcanza. El Presidente centró estos casi dos años de mandato en «cuidar la salud de los argentinos», como supo decir, pero la tendencia declinante en la economía iniciada hacia 2014 no se detuvo.

Los errores de los últimos años de presidencia de Cristina Fernández de Kirchner y los horrores de la gestión de Mauricio Macri continuaron «naturalmente» su curso desde 2019, cuando la ciudadanía había votado a Alberto para poner freno a ese descalabro. Le tocó el coronavirus y el mandatario estableció tempranamente sus prioridades.

Así, lo económico y social quedó relegado, quizá por falta de recursos, más allá de planes sociales que llegaron a los más desposeidos pero no alcanzaron a recomponer los ingresos de los asalariados ni de la clase media, sectores mayoritarios que en las Primarias le aplicaron un duro castigo –o una dura advertencia– al Presidente y a su partido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.