Pandora Papers revela más datos de argentinos en paraísos fiscales: Macri y Kirchner otra vez involucrados

Pandora Papers revela más datos de argentinos en paraísos fiscales: Macri y Kirchner otra vez involucrados
Néstor Kirchner y Mauricio Macri | Imagen ARCHIVO

Pandora, Papers, la nueva investigación liderada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, su sigla en inglés), arrojó nuevos datos sobre cuentas de argentinos en paraísos fiscales.

La documentación hecha pública el domingo expuso otra vez el patrimonio no declarado y los secretos financieros de la familia de Mauricio Macri, y también pistas claras sobre la denominada «ruta del dinero K», que involucra especialmente a allegados del fallecido Néstor Kirchner.

Macri

La investigación periodística reveló la existencia de la sociedad offshore TNB Investments Limited, creada en Belice en 2016 por Mariano Macri, uno de los hermanos del exmandatario y autor del libro en el que denunció «la trama de poder, política y negocios» del exjefe de Estado y fundador del PRO.

TNB Investments Limited no aparece registrada ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y Mariano Macri fue su controlador, de acuerdo a la información obtenida en los archivos que fueron analizados por los 150 medios que participan de la pesquisa, como elDiario Ar, Infobae y La Nación por la Argentina.

Según una fuente que intervino en la conformación societaria, Mariano quería abrir una cuenta bancaria para recibir 2,6 millones de dólares –un pago inicial de 350.000 dólares y treinta cuotas posteriores de 75.000 dólares– como parte de un retiro de dividendos en su rol de accionista de Socma.

Con ese fin se constituyó TNB Investments, que inicialmente tuvo un capital de 50.000 dólares, y creada a través de un bufete de abogados de Panamá que se especializa en los servicios a multinacionales, inversionistas financieros y millonarios, según publicó el diario español El País.

Consultado por ICIJ, un vocero de Mariano Macri confirmó que TNB Investments pertenecía al hermano del expresidente, aunque negó que haya movilizado fondos. «La abrió para hacer algunos negocios que nunca se concretaron vinculados a la tecnología, como monederos electrónicos. Nunca la utilizó, ni llegó a tener activos, ni cuentas bancarias asociadas», aseguró.

TNB Investments Limited registró otra ramificación offshore que revela la ingeniería financiera y el entramado societario de los Macri fuera del país. Según los Pandora Papers, la sociedad tuvo como directora, a su vez, a Corporate Manager Limited, otra empresa «fantasma», también constituida en el paraíso fiscal de Belice, y de la que por ahora no se conocen más datos, salvo que continúa activa hasta la actualidad.

Además, los documentos que integran la investigación hacen mención a una tercera sociedad, identificada como Reata Pacific Ltd, en este caso registrada en las Islas Vírgenes Británicas. Según investigó la Justicia argentina, Reata Pacific Ltd tuvo dos cuentas bancarias por unos 25 millones de dólares (21,4 millones de euros) y estuvo controlada, a su vez, por el fideicomiso Quiñel Trust, radicado en el principado de Liechtenstein.

Este último fue creado en noviembre de 2000 con la madre de Macri, Alicia Blanco Villegas, como beneficiaria y fiduciante, con el propósito, según las declaraciones de la familia Macri, de organizar su herencia entre sus hijos y sus nietos.

La semana pasada, un reciente informe de la AFIP difundió que otro de los hermanos de Mauricio Macri, Gianfranco, había declarado como propias las cuentas bancarias del fideicomiso Quiñel Trust cuando, en rigor, pertenecían a su madre, Alicia Blanco Villegas, quien estaba excluida del beneficio del blanqueo de activos en el Exterior.

La revelación sobre el fideicomiso Quiñel Trust, que llegó a administrar 25 millones de dólares, fue profundizada por el diario Ámbito Financiero, desde donde consignaron que «Quiñel posee el 100 por ciento de las acciones de Reata Pacific Ltd, BVI, que a su vez era titular de dos cuentas bancarias» y que los «derechos del fiduciante» eran administrados por el banco Credit Suisse Trust AG en representación de «Alicia Beatriz Blanco Villegas, con quien figura un contrato firmado».

Kirchner

Otro de los mencionados en los Pandora Papers es quien fuera secretario personal de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz, fallecido en 2016y sindicado como «valijero» en la denominada «ruta del dinero K». De la documentación surge que desde 2010 y a través de distintas sociedades, él y su esposa, Carolina Pochetti, compraron propiedades en Estados Unidos valuadas en 70 millones de dólares.

También se consigna que aparecieron como titulares de las sociedades offshore Gold Black Limited y Old Wolf Limited. Nada mal para quien había comenzado como cobrador en el estudio jurídico del matrimonio Kirchner-Fernández en Río Gallegos y llegó al Gobierno Nacional de la mano de Néstor, declarando solo un VW Gol modelo 99 como patrimonio personal.

Según los registros a los que accedió ICIJ, el 12 de enero de 2015 Muñoz adquirió el 50 por ciento de las acciones de Old Wolf Limited, y su esposa el otro 50 por ciento. Un registro menciona que como director de la firma, entre noviembre de 2012 y febrero de 2015, figuró el marplatense Sergio Todisco, junto a la mexicana Perla Aydee Puente Rezendez, pareja de un primo de Pochetti.

La firma había sido registrada por el despacho Trident Trust, pero en marzo de 2015 –un año antes de los Panamá Papers– este estudio hizo gestiones para transferirla a otro gigante del mundo offshore: Mossack Fonseca.

Según indica el citado diario español, integrante del ICIJ, se detectaron múltiples canales para hacer circular el dinero de Muñoz por sociedades offshore con cuentas bancarias de todo el mundo a partir de giros realizados por compañías financieras de Buenos Aires y Mar del Plata.

En principio, se utilizaron tres sociedades constituidas en Panamá: Global Properties Holding, Jatan Company y Meteoro Company SA. El dinero de Muñoz también «viajó» por los Emiratos Árabes: la sociedad Kand M Enterprise utilizó el Standard, el Chartered Bank y el NBD Bank para efectuar tres giros que sumaron 2.078.850 millones de dólares.

Para agosto de 2016, todas las propiedades de Muñoz en Estados Unidos se habían vendido por 73.677.200 dólares. Las operaciones se agilizaron tras su muerte, en mayo de ese año, y luego de las revelaciones de los Panamá Papers. Parte de los fondos recalaron en una inversión inmobiliaria en las islas Turks and Caicos.

Los investigadores del ICIJ, de todas formas, resaltaron que la apertura de una sociedad en un paraíso fiscal no constituye de por sí una actividad ilícita, aunque quienes no declaren esa cuenta ante la autoridad impositiva sí puede incurrir en un delito de evasión o elusión fiscal e incluso lavado de dinero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.