Murió de coronavirus Fernando ‘Pino’ Solanas

Murió de coronavirus Fernando ‘Pino’ Solanas

Foto TW PINO SOLANAS

A últimas horas del viernes las redes sociales se hacían eco de la noticia: Fernando ‘Pino’ Solanas fallecía en París mientras permanecía internado por coronavirus.

A mediados del mes pasado, el director cinematográfico y su pareja eran diagnosticados de COVID-19 e internados en una clínica de la capital francesa, donde Solanas y Ángela Carrea, su pareja, estaban a raíz de que él era desde julio embajador argentino ante la Unesco.

El 16 de octubre pasado, el artista y político tuiteaba: «Quiero contarles que junto a mi mujer, Angela Correa, dimos positivos de Covid-19, aquí en París. Por mi parte me encuentro en el hospital bajo observación médica. Mi mujer aislada en nuestra casa. Gracias por los mensajes de apoyo. Cuidémonos entre todos».

Veinte días después, en la noche del viernes, Pino Solanas falleció a los 84 años por las complicaciones que le acarreó el coronavirus, después de haber sufrido varios problemas que agravaron su estado de salud durante la breve internación en el nosocomio parisino.

Cine y política

Nacido el 16 de febrero de 1936 en Olivos (Buenos Aires), su vida adulta estuvo atravesada por la política y el cine en idénticas proporciones, iniciando su carrera con un documental emblemático: ‘La hora de los hornos’ (1968), codirigido con Octavio Getino.

Junto a Getino, en 1969 fundó el grupo Cine Liberación e impulsó la creación de un circuito alternativo de difusión cinematográfica a través de organizaciones sociales y políticas. Más tarde realizó ‘Perón: actualización política y doctrinaria para la toma del poder’, una extensa entrevista a Juan Domingo Perón que realizó en Madrid entre junio y octubre de 1971.

En 1975 terminó ‘Los Hijos de Fierro’, su primer largometraje de ficción. Meses antes, había sido amenazado de muerte por la Triple A y en 1976 un comando de la Marina intentó secuestrarlo, por lo que se exilia primero en España y finalmente en Francia, donde realiza en 1980 el documental ‘La mirada de los otros’.

De regreso a la Argentina, filma ‘Tangos… El Exilio de Gardel’ (1985), con la que obtuvo los más importantes galardones en el Festival de Cine de Venecia y en el de La Habana; luego realiza ‘Sur’ (1988), por la que recibió el premio al mejor director en el Festival de Cannes y en varios festivales más.

En 2003 presenta ‘Memoria del saqueo’ en el Festival de Cine de Berlín, donde recibió el Oso de Oro a su trayectoria. Luego le seguirían ‘Argentina latente’, sobre las potencialidades científicas del país; ‘La próxima estación’ (2008), documental sobre las calamitosas condiciones del servicio ferroviario en el AMBA, y ‘Viaje a los pueblos fumigados’ (2018).

Fue diputado y senador nacional, candidato a presidente y en julio de este año había sido designado embajador argentino ante la Unesco, cuya sede se encuentra en París, donde falleció.

DEJANOS TU COMENTARIO