EL ANDINO

Noticias Diarias de Junín y San Martín de los Andes, Neuquén y la Región Andino Patagónica

Mirador Bandurrias y La Islita

Mirador Bandurrias y La Islita

No sólo de Lago Lácar y ciudad de San Martín de los Andes vive el turista y mucho menos el viajero, cuyo mayor placer consiste en recorrer los sitios que nadie o casi nadie recorrió para disfrutar lo que nadie o casi nadie disfrutó.

Y para eso está el Parque Nacional Lanín, donde la geografía cordillerana, con sus bosques y su vida animal, sus lagos, ríos y arroyos, su clima inmaculado y su cielo prístino brindan emociones y sensaciones sin parangón.

Para los primerizos, vale la pena recomendar una caminata relativamente corta y sin demasiada dificultad que brinda una satisfacción inmediata, ideal para hacerla en primavera o verano: el camino que lleva al Mirador Bandurrias y a La Islita.

El sendero parte de atrás de la planta de tratamiento de efluentes, al final de la calle Juez del Valle, en el área de la Costanera del Lácar, desde donde debe atravesarse una tranquera que indica el inicio de tierras de la comunidad mapuche.

A través de la senda peatonal se ingresa al bosque de cipreses, radales, robles y coihues, donde numerosos senderos van mostrando los primeros paisajes del lago y de la ciudad, llevando –generalmente en subida– al Paraje Trompul.

Entre la frondosa arboleda salpicada por rocas, se abren numerosas sendas, siendo conveniente tomar por la más ancha que usualmente está a la derecha, para no enfrentar las más angostas y cercanas al acantilado, por las que avanza la vegetación y se hace más dificultosa la subida.

Cuando se alcanza la casilla de cobro del acceso a la comunidad mapuche, donde hay sanitarios y en la que también se venden alimentos como empanadas recién hechas y bebidas frescas, hay que tomar a la izquierda del camino, como está señalizado.

Se asciende por una pendiente suave para llegar a la parte más alta del mirador, un monumental promontorio rocoso que avanza sobre el lago.

A la izquierda, San Martín de los Andes; debajo, el muelle y la ruta en la ladera, y por detrás el cerro Chapelco. Luego, yendo un tramo hacia la derecha, otra vista excepcional: el cerro Abanico, las playas de Catritre y Quila Quina y la inmensidad del Lácar.

A la vuelta y si hay fuerzas todavía, lo ideal es continuar camino hasta La Islita, que demanda media hora más de caminata desde la casilla de acceso hacia la derecha, para atravesar el paraje mapuche, con sus casas y la escuela, y un bosque impresionante, silencioso y sobrecogedor.

Finalmente, donde comienza la zona con estacionamientos vehiculares señalizados, se baja hacia la izquierda del camino unos cien metros, accediendo a una pequeña playa de arena blanca y una isla rocosa y arbolada que en verano puede alcanzarse nadando unos pocos metros.

Allí hay mesas y fogones –e incluso baños algo precarios– para pasar el día comiendo un asado o sencillamente realizando un picnic con la familia o amigos, lo que permite contemplar durante horas el bellísimo paisaje e incluso disfrutar del agua en época estival.

Ante dudas o consultas comunicarse durante las 24 horas con la Radioestación del Parque Nacional Lanín: 02972-427210 / Frecuencia de Radio VHF 155675

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: