La huerta en casa: si hay vocación, todo es posible (3)

La huerta en casa: si hay vocación, todo es posible (3)

Tercer y último artículo de una serie que servirá de guía para tener la huerta en casa, en el marco de una producción agroecológica. La primera nota puede leerse ACÁ y la segunda ACÁ.

Por JORGE E. GRAZIANO*

En este último artículo de la serie La Huerta en Casa, retomamos las cuestiones pendientes que nos quedaban por tratar.

Necesitamos tierra de buena calidad. ¿Dónde la conseguimos?

La tierra contiene los nutrientes que son solubilizados en el agua de riego y absorbidos por las raíces. Las plantas a través del proceso de fotosíntesis utiliza el dióxido de carbono de la atmósfera y junto a los nutrientes absorbidos del suelo crecen se desarrollan y dan sus frutos. Por eso de alguna manera el CO2 (dióxido de carbono), se pude considerar un nutriente más, pero con una característica distintiva: su concentración en la atmósfera es más o menos estable. Hay experiencias en las cuales se crea una atmosfera artificial con una mayor concentración de CO2, que da como resultado un mayor crecimiento y desarrollo de las plantas.

En cambio los nutrientes en el suelo pueden tener una gran variación, por eso podemos tener suelos pobres o fértiles. Con el abono podemos hacer aportes, para tener un suelo de cultivo más rico.

TIERRA FÉRTIL DE COLOR OSCURO, ATERRONADA Y DE OLOR AGRADABLE

La tierra para los cajones o maceteros de almácigos debe ser la mejor, aquí podemos usar abono orgánico obtenido en casa o en su defecto buscar tierra negra debajo del mantillo de hojas secas en algún bosquecito. También se comercializa tierra fértil y abono orgánico en bolsas que se puede usar para este fin.

En los canteros de cultivo los volúmenes de tierra fértil a disponer son mayores, por lo cual si tenemos suelos pobres, muy arenosos o con ceniza volcánica; debemos conseguir cantidades importantes de tierra fértil. Ej. Si tenemos que armar un cantero alomado 15 cm sobre el nivel del piso, de 1 metro de ancho por 2 metros de largo, calculamos la cantidad de metros cúbicos de tierra multiplicando largo por ancho por alto:

  • 2m x 1m x 0,15m = 0,3 m³; es decir aproximadamente un tercio de metro cubico o lo que es igual con 1 metro cubico podríamos armar 3 canteros de esas medidas.

Debemos tener en los canteros por lo menos 15 cm de tierra fértil, esto sería la parte sobre nivel. Para completar 30 cm de tierra desterronada y libre de malezas debemos entonces profundizar con la pala otros 15 cm. Recordamos que para armar los canteros no se debe “dar vuelta” el pan de tierra, ya que las capas superiores del suelo son las más fértiles.

Si los canteros no son muchos, podemos conseguir tierra buena, debajo del mantillo de los bosques, pero si necesitamos cantidad, tendremos que comprarla.

Una buena opción es producir abono en casa a partir de los desechos orgánicos de la cocina, reciclando unos 10 litros por semana de desechos podemos obtener unos 500 litros de abono por año, lo que nos alcanza para reponer nutrientes en unos 25 metros cuadrados de canteros, a razón de 20 litros de abono por metro cuadrado por año.

Si el suelo de nuestro predio se formo en un bosque o en un pastizal, seguramente al inicio tendrá buena fertilidad, pero si lo cultivamos, todos los años hay que reponer nutrientes.

Recordemos que el abono orgánico obtenido a partir de desechos de la cocina, guanos, hojas, pasto, chipeado de podas y otros; para ser utilizado en suelos de cultivo, debe estar maduro o terminado, no se deben notar las partes originales y debe tener olor agradable.

Ver recomendaciones en compostaje de orgánicos pulsando ACÁ (PDF).

Una característica importante de la tierra fértil es que forma terrones, es de color negro y tiene buena capacidad de retención de agua.

La luz es fundamental. ¿Qué haremos con días nublados y cortos?

Recordemos que para hortalizas de hoja como lechuga, rúcula, espinaca, se necesitan unas 5 horas de luz solar directa y hasta 8 horas para plantas que dan frutos como pimiento, tomate y zapallo.

Estas condiciones no las tenemos en otoño–invierno por lo cual en invernaderos o espacios interiores de la vivienda, necesitamos lámparas o paneles especiales para iluminar nuestras plantas, ya sea suplementando o de forma permanente, de manera que puedan crecer, florecer y dar frutos.

LÁMPARA LED PARA CULTIVOS

La tecnología LED, permite disponer en el mercado de una amplia variedad de lámparas y paneles para reemplazar a la luz solar en los cultivos.

Las lámparas comunes de iluminación de las viviendas no son útiles para realizar cultivos interiores debido a que no tienen la intensidad adecuada, ni el tipo de color de luz; estando además muy alejadas de los cajones o macetas de cultivo.

PANEL DE POTENCIA DE LÁMPARAS LED PARA CULTIVOS

En otoño-invierno, si queremos hacer almácigos y cultivos en la zona, nos encontramos con el problema del “etiolado” o malformación de los plantines por falta de luz. Estos plantines con un peciolo muy largo y blanquecino no sirven para trasplantar, por lo tanto los almácigos deben hacerse en época adecuada, desde agosto hasta febrero, en nuestra zona, si lo hacemos con luz natural.

En pequeña escala las lámparas y paneles de iluminación se colocan cerca de las plantas, entre 80 y 20 cm según el desarrollo. En escala industrial hay artefactos con reflectores que se instalan a más altura.

Para realizar horticultura en pequeña escala en ambientes con escasa luz, se utilizan lámparas o paneles especiales LED para cultivos de interior, de una potencia aproximada de 300 watts por metro cuadrado. Este dato nos lleva a determinar que para una maceta de 22 cm de diámetro, por ejemplo, necesitamos una lámpara para cultivos de unos 12 watts.

Aclaramos que la potencia de las lámparas es por metro cuadrado cubierto, es decir con el cultivo desarrollado cubriendo el suelo.

Temperatura adecuada. ¿Cómo puedo superar o atenuar el frío?

La mayoría de las semillas de hortalizas, germinan con temperaturas mayores a 15°C y para que las plantas se desarrollen, las temperaturas medias deben ser mayores a 20°C.

En la región sur de Neuquén, tenemos unos 3 meses (mayo, junio, julio), en los cuales las temperaturas promedio son inferiores a 15°C, por lo cual tanto al aire libre como en invernadero, no se realizan siembras.

Los cultivos que se sembraron antes dentro y fuera del invernadero y resisten el frío; detienen su desarrollo en esos meses, para retomar el crecimiento en primavera.

Para mejorar la temperatura en el interior de los invernaderos y poder cultivar en épocas frías, se pueden usar túneles bajos, aunque lo más eficiente es calefaccionar el suelo con tuberías de agua caliente o con cables eléctricos resistivos. La parte de las plantas más sensible al frío es la raíz, por lo cual mejorar la temperatura del suelo es fundamental. Además el aire inmediatamente superior al suelo calefaccionado, también tendrá una mejor temperatura.

TERMÓMETRO DE PINCHE PARA MEDIR TEMPERATURA DEL SUELO

Las mallas o mantas anti heladas es otro recurso para proteger a las plantas del frio sobre todo en primavera y otoño donde tenemos heladas tardías y tempranas, respectivamente.

Calefaccionar el aire del invernadero con estufas de cualquier tipo, no es eficiente ya que la estructura, no tiene buena aislación y además no se transmite bien el calor al suelo.

En el caso de cultivos en el interior de viviendas, la temperatura estaría asegurada por sobre los 20°C, con los sistemas de calefacción.

Respecto al rango de temperaturas adecuadas para los cultivos de hortalizas podemos decir que estaría entre 15 y 35°C.

En primavera-verano y en algunos meses de otoño, en el interior de los invernaderos, la temperatura puede llegar a más de 40°C, por lo cual es importante que estas estructuras tengan ventilación adecuada (adecuada superficie de puertas y ventanas). Por eso es muy importante en primavera-verano y otoño, en días con temperaturas de alrededor de 25°C, abrir las ventilaciones para evitar excesos de temperaturas.

¿Qué herramientas necesito?

Para hacer huerta en pequeña escala, se utilizan herramientas manuales y algunos instrumentos. Si el espacio disponible es grande podemos disponer de algún moto cultivador que nos alivie las labores.

HERRAMIENTAS DE HUERTA Foto Agro Huerto

En general disponer de una pala de punta o de corazón, una pala ancha, una azada, un rastrillo, una laya u horquilla de dientes gruesos, una carretilla, una palita de jardinero, un palito plantador, una tablita para hacer surcos en almácigos, una regadera; sería suficiente. Si tenemos frutales arbóreos y arbustivos, necesitamos disponer de una tijera de poda. Si tenemos abonera, necesitamos una zaranda para tamizar el abono y eventualmente una chipeadora.

Algunos instrumentos… En el invernadero es conveniente tener un termómetro de ambiente; un termómetro de pinche es útil para medir temperatura del suelo y de la abonera; cinta métrica y niveles de burbuja son necesarios para el armado de estructuras y canteros.

¿Cómo vamos a regar? ¿Cuándo?

En nuestra zona, llueve más en otoño invierno, los meses de verano son muy secos. Considerando que hay una transición entre el período húmedo y seco, debemos prestar atención en el riego de nuestros cultivos al aire libre y en invernaderos, desde octubre a marzo. En este período hay tres meses de mayor demanda de agua por parte de los cultivos, son los meses de diciembre, enero y febrero.

La cantidad de agua necesaria, en un suelo de cultivo apropiado, para los meses de mayor demanda, es de 10 litros por metro cuadrado por día, reduciéndose ese valor a la mitad en los otros meses.

El momento del día ideal para regar en nuestra zona, es al atardecer; así evitamos las perdidas por evaporación.

El sistema más eficiente de riego para los canteros, es el riego por goteo. Las cintas o tubos de goteo se venden por metro, tienen goteros típicamente cada 20 o 30 cm, con un caudal típico de 2 litros hora. Los goteros no necesitan estar “al lado” de la planta, el sistema forma bulbos húmedos que se superponen y humedecen toda la franja del cantero.

Hay que tener cuidado, cuando se usa agua de red o con presiones altas de vertientes, ya que las cintas de goteo mas económicas no resisten mas de 2 Kg/cm². En caso de tener presiones altas conviene usar tubos de goteo de 800 micrones de espesor.

RIEGO POR GOTEO EN LOMOS PARA CULTIVO DE FRUTILLAS AER INTA San Martín de los Andes

Los goteros de las cintas son como válvulas anti retorno, dejan pasar el agua en una sola dirección y en eso se diferencian de una perforación común. Por este motivo las cintas de goteo pueden ir semi enterradas ya que los goteros no se tapan desde afuera, aunque si se pueden tapar si la provisión de agua desde una vertiente o arroyo, trae sedimentos.

La instalación de un sistema de riego por goteo es sencilla y se puede hacer con herramientas comunes que normalmente hay en casa: tenazas, pinzas, pico de loro y destornilladores.

En el caso de cultivos en macetas y cajones en interiores de viviendas, se riega mojando todo el perfil de tierra, evacuándose el exceso por los drenajes que deben tener los recipientes.

Una recomendación especial si regamos con manguera y regador manual: en estos casos es muy difícil determinar “cuánta” agua les va a las plantas, a veces uno cree que regó bastante y en realidad fue poco. Tal vez en estos casos sea mejor usar una regadera para cuantificar el volumen de agua o sino medir cuanto tiempo tarda en llenarse un balde de 10 litros y así si regamos con manguera podremos saber por tiempo, cuánta agua suministramos.

Un ejemplo práctico: consideramos el riego de un cantero “modelo” de 1m de ancho por 2m de largo, es decir de 2m²; en pleno verano (10 litros/m²/día).

  • Si tenemos dos cintas de goteo, con goteros cada 20 cm y que suministran unos 2 litros/hora cada uno, con una presión de línea de 1 Kg/cm²; tendremos unos 18 goteros que suministran en total 36 litros/hora. Como la superficie es de 2 m², necesita 20 litros de agua por día, por una regla de tres simple calculamos un tiempo de riego de unos 33 minutos por día.
  • Si en el mismo cantero regamos con manguera y regador, tomamos como dato, el caudal de una canilla de una vivienda con provisión de agua de red. Este dato es aproximadamente de 7 litros por minuto. Si necesitamos unos 20 litros por día (en el ejemplo), también por una regla de tres simple, calculamos un tiempo de riego manual de casi 3 minutos.

Si bien hacer cuentas, puede ser complicado para algunos, está bien como herramienta para evaluar el suministro de agua a los cultivos, sobre todo si regamos con agua de red, con control de medidores.

Necesitamos semillas o partes de una planta. ¿Dónde las conseguimos?

BANCO DE SEMILLAS DE INTERCAMBIO AER INTA San Martín de los Andes

El Programa Pro Huerta desde el año 1990 entrega semillas de hortalizas para agricultores familiares y emprendedores de todo el país, haciendo foco en los sectores más vulnerables; también hay programas provinciales, como el Proda, en la provincia de Neuquén, que cumplen la misma función.

Desde hace unos 10 años se está fortaleciendo la cosecha de semilla propia, las ferias de semilla y los bancos de intercambio. De esta manera los agricultores familiares, no dependerían tanto de los programas del gobierno, tendrían semilla mejor adaptada a la zona y se rescatarían mejor especies locales.

En todas las localidades de Neuquén y Río Negro el Programa Pro Huerta, a través del INTA, entrega semillas de hortalizas para la huerta familiar, en temporada de primavera-verano y otoño-invierno. Se trabaja en conjunto con municipios, agentes sanitarios, promotores voluntarios y agencias de producción provinciales.

También en casi todas las localidades importantes se hacen una o dos ferias de semillas de intercambio por año, organizadas por municipios, INTA y/o organizaciones civiles.

En San Martín de los Andes, por una iniciativa del la agencia de INTA local, funcionan 3 bancos de intercambio de semillas, uno en la agencia del INTA, otro en la agencia de producción y el tercero en el vivero municipal.

Los programas gubernamentales, no proveen “ajo semilla” ni “papa semilla”, recordamos que estos cultivos no se inician desde la semilla verdadera; el ajo se inicia con cada diente y la papa con papines pequeños o trozos de papas con yemas. En estos casos la función de las instituciones, con sus técnicos, es promover compras comunitarias en los proveedores de esos insumos.

La temporada de cultivos mas importante en el sur de Neuquén, es la de primavera-verano, en otoño-invierno solo se cultivan algunas hortalizas de hoja si se siembran temprano, en febrero, marzo.

Necesitamos un calendario de siembra completo, que nos guie para ver como iniciamos cada cultivo, la separación entre plantas y otros detalles

El calendario de siembra es una herramienta importante para los cultivos al aire libre y en invernaderos. Nuestro país tiene distintas regiones agroecológicas y los programas nacionales como el Pro Huerta tienen un único calendario para la zona centro del país. En el mismo se habla de los ajustes a realizar en zonas más al sur y más al norte, en las fechas de siembra.

AJUSTE DE LAS FECHAS DE SIEMBRA, SEGÚN LA ZONA DEL PAÍS Manual de Pro Huerta

Las agencias de INTA de las distintas localidades del país, en base a la experiencia de cada región, elaboran calendarios de siembra adaptados a cada lugar.

Compartimos un calendario de siembra local pulsando ACÁ (PDF).

Compartimos un planificador de huertas general pulsando ACÁ (PDF).

Debemos aclarar desde esta columna que no compartimos, ni avalamos el uso del calendario “biodinámico” que considera como cierta, la influencia de planetas, constelaciones y signos del zodíaco, en el desarrollo de los cultivos. Ninguna comprobación científica avala estos postulados. Si bien muchas personas tienen cierto misticismo al respecto, lo respetamos, pero no compartimos. Desde este espacio estamos del lado de la ciencia y de las comprobaciones experimentales replicables con el método científico.

En el caso de cultivos en el interior de viviendas con luz y temperatura controlada, no hace falta disponer de un calendario de siembra, aunque si se pueden utilizar los datos adicionales de distancia entre plantas, distancia entre hileras, resistencia al frio, ciclos de cultivos entre otros.

¿Estamos preparados con las herramientas de comunicación de internet y las redes?

La tecnología de los sistemas de comunicación ha cambiado mucho últimamente y para bien, aportando herramientas educativas.

Compartir archivos, fotos, videos y links nos permite explorar como nunca antes el mundo del conocimiento.

Actualmente, además de manejar herramientas de internet y redes, debemos adquirir la capacidad de seleccionar lo más confiable, veraz y útil, dada la enorme cantidad de información que circula. Ante situaciones de duda, siempre es conveniente buscar referentes institucionales (técnicos, profesionales) que nos ayuden en esa dirección.

En las redes e internet hay muchas personas idóneas que aportan ideas interesantes, pero paralelamente otras generan confusión o propuestas sesgadas.

Aportamos algunas palabras clave para el buscador de Google:

  • INTA – Pro Huerta – Procadis – INTA Chicos – INTA Radio – PN Lanin

Con este artículo completamos la serie de tres sobre La Huerta en Casa. En la próxima entrega abordaremos el tema de la Producción de abono a partir de restos orgánicos de la cocina y otros restos orgánicos.

Recordamos los medios de consulta tenemos la página de Facebook INTA San Martín de los Andes y las consultas al correo electrónico jegraziano@smandes.com.ar

Cuando publicamos series de artículos, como La Huerta en Casa, tendremos una frecuencia semanal. Cuando abordemos otros temas, la frecuencia será quincenal, así que nos encontramos en 15 días. ¡Hasta entonces!

*Jorge E. Graziano es ingeniero agrónomo. Extensionista retirado AER – INTA San Martín de los Andes.

DEJANOS TU COMENTARIO