La AIC informó que el déficit de precipitaciones predomina en los últimos 15 años en la zona cordillerana

La AIC informó que el déficit de precipitaciones predomina en los últimos 15 años en la zona cordillerana
Foto ARCHIVO

La Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) informó que el déficit de lluvia y nieve predomina desde hace 15 años en la zona cordillerana, y que desde 2019 se acentuaron los períodos secos en las cuencas de los ríos Colorado, Neuquén, extendiéndose hacia al Sur sobre el Limay, Oeste de Chubut, Región Sur y la zona de secano de Río Negro.

«Observamos escenarios persistentes de sequía y mayor frecuencia de eventos extremos en la región que pueden asociarse al fenómeno de cambio climático», dijo el meteorólogo Fernando Frassetto en la primera reunión virtual que se desarrolló el fin de semana para analizar con el gobierno rionegrino el fenómeno climático.

«Los déficit de precipitaciones son tendencia desde hace años y es muy importante trabajar en optimizar el recurso hídrico», agregó. El integrante de la AIC dijo que si bien esta situación se visualizó en diferentes momentos de la historia de los últimos 100 años, en estos últimos 15 esos cambios se fueron acentuando.

En la reunión brindaron un pronóstico para este trimestre elaborado por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) donde se mantiene la tendencia deficitaria para los próximos meses. Al mismo tiempo, pronosticaron posibles temperaturas por encima de lo normal y el probable desarrollo de una nueva condición oceánica de ‘La Niña’ hacia fin de año.

Por su parte, el superintendente del Departamento Provincial de Aguas (DPA), Fernando Curetti, dijo que la tendencia es descendente en los últimos años, incluso muy inferiores a las de años anteriores en las cuencas de los ríos Negro, Limay, Neuquén y Colorado.

Pero el dato positivo es que el sistema de Riego de Campo Grande junto al Sistema de Riego del Alto Valle está trabajando con una disposición que se emitió desde la Dirección de Cuencas.

Curetti destacó la importancia de haber declarado la Emergencia Hídrica, al sostener que «es muy importante ya que la Autoridad de Cuencas toma el control de los embalses y desde la AIC se pueden definir cuáles son los caudales que deben erogar aguas abajo para poder preservar esta delicada situación».

«Realizando un manejo racional del recurso y del riego, la próxima temporada se llevará adelante con normalidad, aún con el dato de la existencia de 3 metros menos de agua en Cerro Colorado en el comienzo de la temporada, ahora previsto para el 16 de agosto», explicó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.