Hablando de ‘ocupas’: Neuquén capital intimó a empresas que compraron predios fiscales y no los pagaron

Hablando de ‘ocupas’: Neuquén capital intimó a empresas que compraron predios fiscales y no los pagaron

Foto ARCHIVO

El Municipio capitalino intimó esta semana a empresas radicadas en Neuquén que adquirieron tierras fiscales por 450 millones de pesos y no las pagaron o acumulan importantes deudas.

Según se informó, corresponden a ventas y licitaciones de lotes y tierras realizadas a empresas constructoras durante la anterior gestión comunal y que acumulan deudas y atrasos; ventas realizadas por el fallecido Horacio Quiroga y cuya recaudación iba a ser destinada a la realización de obras públicas en la ciudad.

Varios lotes adeudados forman parte del corredor Leloir-Doctor Ramón, que terminó por convertirse en uno de los sectores inmobiliarios más cotizados con un exclusivo hotel, un hipermercado, un shopping y varias torres de departamentos, con los cuales fueron adquiridos a un precio y hoy se cotizan como el porteño Puerto Madero.

De acuerdo al diario Río Negro, parte de la deuda detectada por la gestión de Mariano Gaido se corresponde con una de las últimas licitaciones de tierras que dan continuidad a ese corredor inmobiliario y que, paradójicamente, se valorizaron notablemente con la obra del Nodo Vial, cuyos fondos deberían haber salido de la misma venta de esos lotes pero que finalmente fue financiada por todos los contribuyentes.

Si cuando fueron licitadas esas tierras en conflicto iban a recaudarse poco más de 157 millones de pesos, que dichas empresas no abonaron, las obras realizadas las recotizaron, llevando su precio a más de 450 millones; es decir, multiplicándose por tres.

Foto RINCONCLUBDECAMPO.COM.AR

Y hablando de ‘ocupas’, la gestión de Gaido también intimó al exclusivo barrio privado El Rincón Club de Campo a desocupar dos fracciones de tierra, de 33.000 metros cuadrados, ubicados sobre la costa del río Neuquén, que fueron apropiados ilegalmente por ese emprendimiento privado.

Estas situaciones se reproducen a lo largo y ancho de una provincia que, a pesar de las gigantescas riquezas que encierra su suelo y su enorme extensión, tiene a miles de familias sin un pedazo de tierra para levantar un techo que las cobije. Y, encima, de planes de viviendas sociales casi no se habla.

DEJANOS TU COMENTARIO