Guardaparque fotografió un ejemplar de gato huiña en la cuenca del Lácar

Guardaparque fotografió un ejemplar de gato huiña en la cuenca del Lácar

Foto PN LANÍN

Un guardaparque del Parque Nacional Lanín logró fotografiar un ejemplar de gato huiña, especie considerada «de valor especial», en la cuenca del Lago Lácar.

El guardaparque se encontraba realizando un recorrido por una zona boscosa de la cuenca del lago, en cercanías de la Ruta Provincial 48, cuando se encontró con el gato huiña, que lo miró por unos instantes con curiosidad y luego trepó a un árbol cercano.

Durante el fantástico encuentro, pudo distinguirlo de otros felinos, como el gato montés, y logró fotografiarlo, algo de suma importancia dado que confirma la presencia de una de las especies de animales considerada «de valor especial», de acuerdo a las categorías que se usan en la Administración de Parques Nacionales, debido a que su población está amenazada por distintos factores originados por la presencia humana.

El gato huiña (Leopardus guigna) es el felino más pequeño de América, y uno de los más pequeños del mundo. Es aún más chico que un gato doméstico: pesa entre 1,5 y 2,5 kilogramos. Se alimenta de roedores y aves; también puede comer lagartijas y, algunas veces, liebres.

Vive en los densos bosques de la cordillera, con plantas y árboles de distintas alturas, para poder cazar, moverse agazapado y trepar; se lo puede encontrar en Neuquén, Río Negro, Chubut y posiblemente en Santa Cruz. En Chile habita desde la zona central hasta la Patagonia.

DEJANOS TU COMENTARIO