Geólogo del CONICET culpa al fracking por los sismos que sacuden a Sauzal Bonito y alrededores

Geólogo del CONICET culpa al fracking por los sismos que sacuden a Sauzal Bonito y alrededores
Foto ARCHIVO

«Hay una ligación espacial que es ineludible», afirmó el geólogo Andrés Folguera sobre el fracking que se desarrolla en Vaca Muerta y los sismos que esta semana en particular sacuden Sauzal Bonito y alrededores.

Doctor en Ciencias Geológicas, investigador principal del CONICET, profesor de la UBA y presidente de la Asociación Geológica Argentina (AGA), el especialista indicó que las áreas de explotaciones hidrocarburíferas no convencionales de Fortín de Piedra y Rincón del Mangrullo estarían directamente vinculadas a los movimientos telúricos.

La profundidad de los eventos sísmicos, la cercanía de las perforaciones, los actuales momentos de superproducción –con récords que se baten mensualmente– y en lugares donde antes no había sismos, son algunos elementos que hacen sospechar del fracking como causante de la seguidilla de sismos que desde el fin de semana pasado sacuden la zona.

«Si bien no se puede fehacientemente indicar que tiene que ver con la actividad del francking, es muy sugestivo porque las zonas de sismicidad coinciden con las zonas de inyección de agua», consideró Folguera por Radio Nacional Neuquén, añadiendo que «la discusión es si hay fallas activas naturales que están induciendo la sismicidad que no tengan que ver con la inyección de aguas».

En ese sentido, explicó que «en los alrededores de Añelo hay fallas activas que se conocen por ejemplo en la Sierra de los Chihuidos, también cerca de Chos Malal hacia la Cordillera del Viento, pero es poco probable que se trate de actividad normal de estas fallas. Tal vez tengan que ver con estas fallas activadas por inyección de agua», recalcó Folguera.

Andrés Folguera por Radio Nacional Neuquén

El también editor de la publicación ‘Journal of South American Earth Sciences’ explicó que la fractura hidráulica «está asociada a la inducción sísmica, tiene que ver con que se inyectan aguas y hay fracturas en profundidad que se lubrican por efecto de esa inyección. Son estructuras que están dormidas por largos períodos de tiempo y se destraban súbitamente», agregó.

Y, en ese sentido, el científico ejemplificó que en Estados Unidos «está perfectamente descripta esta reacción», señalando que en el país del Norte «hay terremotos de magitud 5 y 6 que son medianos y grandes inducidos por la actividad del fracking».

Finalmente, advirtió que «la cuestión es qué se hace. Ver si la de infraestructura es adecuada para tratar de limitar la magnitud de los terremotos que pueden ser destructivos», ejemplificó, al tiempo que recomendó que el Estado instrumente protocolos ante la eventualidad de desastres. «La gente común poco tiene que hacer, es el Estado el que tiene que organizar protocolos de emergencia e infraestructura», concluyó Folguera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.