Fabián Ungar: «El gobierno provincial tiene un saco roto: vive del endeudamiento»

Fabián Ungar: «El gobierno provincial tiene un saco roto: vive del endeudamiento»
Foto ARCHIVO

Como parte de su recorrida proselitista por el interior neuquino, el precandidato a diputado nacional Fabián Ungar (FdT Lista 501 B) tiene previsto visitar este jueves Junín de los Andes, donde se reunirá con vecinos y visitará medios.

Con 50 años, tiene tres hijos, es maestro mayor de obras y dirige una pequeña empresa constructora. Bajo la presidencia de Cristina Fernández y hasta 2015, cuando renunció tras el triunfo electoral de Juntos por el Cambio a nivel nacional, fue coordinador provincial del Centro de Referencia del Neuquén del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Es el principal referente de la agrupación Neuquén de Todos dentro del Frente de Todos.

En diálogo con EL ANDINO, explicó su postulación al señalar que «tengo la sensación que la pandemia nos puso en un lugar de crisis y oportunidad y la política no alcanza a ver este cambio y la veo muy lejos de los asuntos de la gente. Como peronista, como maestro mayor de obras, que tengo una pyme, siento la necesidad de acompañar este cambio de nuevo mundo, de nuevas reglas, de nuevas representaciones».

–¿Cómo o por qué fue que resolvió ser precandidato por el FdT teniendo en cuenta que tiene que batallar en la campaña con el «aparato» provincial y nacional?

–Estoy totalmente convencido que es tiempo de comprometerse. Sin miramientos de los popes que son portadores de apellido. Porque lo que está en juego no es la rosca política: es la gente y su atención, nuestros jóvenes y la rápida inserción al mundo laboral.

–¿Cuáles son las principales objeciones que hace al gobierno provincial del MPN?

–Tenemos 50 mil familias que no tienen gas natural en una provincia rica, en la que el gas brota de nuestro suelo. Tenemos un mundo de oportunidad que pasa por la redes. Trabajo, estudios, ventas y capacitación y la internet es mala a pésima en todo el territorio de la provincia. Tenemos necesidad urgente de tener un programa de vivienda y que se pueda pagar como si fuera un alquiler.

–¿Cómo le parece que el gobierno neuquino está gestionando la pandemia?

–Creo que gestiona mal. Con el 5 por ciento de la población se saturó el sistema de salud. Falta de camas, falta de respiradores, falta de insumos. Las vacunas son provistas por el Gobierno Nacional. Con la ayuda de los voluntarios lo sacaron adelante.

–¿Y qué opina sobre la gestión nacional durante estos años de coronavirus?

–Creo que la disposición de Alberto y Cristina de apostar por la vacuna nos cuidó; nos dio otra oportunidad. La economía está saliendo adelante y el país y nuestra provincia se van a poner de pie.

–Acceso a la vivienda, a la red de gas natural y al trabajo son tres ejes que ya mencionó. ¿Considera que se pueden resolver en el corto plazo los problemas que afronta la provincia?

–Tenemos el ingreso por Rinconada, un puente de una sola mano, y por ahí ingresa el turismo. Un imagen muy limitada de lo que el sur representa en generación de oportunidades. Un puente de 2,5 metros, que para que pase uno hay que esperar el otro, cuando debería ser mucho más amplio. Algo que genere más ingresos, más turismo, más comercialización. Un mejor puente es más obra pública. Todo esto es central en la generación de empleo, que es lo que necesitamos los y las neuquinas.

–En una provincia donde los recursos o regalías que deja Vaca Muerta parecen casi inagotables, ¿no?

–Por supuesto. Pero el gobierno tiene un saco roto: vive del endeudamiento y tampoco quiere salir de la zona de confort. Regalías… ¿Y cuándo se diversifica? Turismo, economías del conocimiento, la fruticultura. Y gastando miles y miles de dólares importando paneles solares, baterías, etc., en la provincia que tiene la segunda reserva de gas del mundo…

–Si eventualmente es elegido diputado nacional, ¿piensa que desde el Congreso podría dar impulso a esas políticas que menciona?

–Considero que sí. Tengo toda la voluntad de defender los intereses de los y las neuquinos. Creo que la condición de ser un hombre del Frente de Todos me da una ventaja de poder hablar directamente con el Gobierno Nacional y ponerme al frente de los obras que Neuquén requiera para salir adelante.

–Ya habló del turismo y de La Rinconada, que está en veremos desde hace más de 10 años… ¿Qué potencial le ve al sur neuquino, aparte de ser atracción turística?

–Veo un gran universo de oportunidades. Ya con el 80 por ciento de vacunación nacional, la gente de la provincia y del interior de país va a querer salir después de un año y medio sin poder hacerlo, y nuestro sur es un lugar muy elegido. También por el turismo internacional. Nosotros también tenemos en la provincia, como en Bariloche, el, aeropuerto internacional… Todo ese universo se amplía y se potencia. Tenemos la economía del conocimiento, un mundo en el que se contratan servicios a través de internet; empresas que buscan jóvenes para generar aplicaciones; brigadas ecológicas que cuiden nuestro medio ambiente.

–¿Se ve con posibilidades de derrotar en las PASO a la lista «oficial» del Frente de Todos?

–Yo ya gané con el solo hecho de presentarme. Tengo la libertad de poder decir lo que pienso en tiempo real y de escuchar lo que la gente me sugiere. De hecho, largamos una campaña en la vía pública donde dejo mi número de Whatsapp para que la gente me escriba: 2994040533.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.