En medio de la fuerte polémica por la llegada de médicos porteños, Villa suma 35 casos activos de COVID-19

En medio de la fuerte polémica por la llegada de médicos porteños, Villa suma 35 casos activos de COVID-19

Foto LA ANGOSTURA DIGITAL

El Hospital Oscar Arraiz confirmó el miércoles tres nuevos casos de coronavirus en Villa Angostura, con los que suman 35 los activos: quince mujeres y quince varones, según se indicó.

La información se suministró en medio de la fuerte polémica generada en la comunidad por la intención de médicos particulares, con el aval del intendente Fabio Stefani, de traer a la localidad a varios profesionales porteños para que capaciten al personal hospitalario en terapia intensiva.

Aunque se había recaudado el dinero necesario para realizar el vuelo entre Buenos Aires y Villa para transportar a los profesionales, las autoridades sanitarias del Neuquén vetaron la iniciativa y advirtieron que, en todo caso, tendrían hacer la cuarentena obligatoria de 14 días al llegar a la zona, algo que los organizadores consideraron «inaceptable».

En ese marco, un grupo de vecinos se acercó al Hospital para exigir la renuncia del director del nosocomio, Ramiro Tornelli –quien sigue los lineamientos del Ministerio de Salud neuquino–, y además profirieron insultos contra el personal hospitalario, lo que generó el repudio público de los propios trabajadores.

Stefani, por su parte, se comprometió por AVC Noticias a «hacer las gestiones correspondientes para que se pueda traer a la localidad a los médicos. Es lo que me pidieron los vecinos… No estoy en contra de que vengan a capacitar. Acá venían con todo pago, con profesionales de primer nivel», subrayó.

El médico angosturense Pablo Javes había organizado la visita del jefe de Terapia Intermedia del Hospital Fernández y referente en el manejo de las máscaras tipo Helmet, Guillermo Montiel; del jefe del servicio de la UTI del Sanatorio Mater Dei, Gustavo Badariotti; del jefe del Servicio de Neumología del Sanatorio Mater Dei y del Instituto Cardiovascular de Buenos Aires, Edgardo Sobrino, y de la licenciada Seoti, kinesióloga especialista en asistencia respiratoria del Hospital Fernández.