El agua empezó a cotizar en bolsa: todo lo que tenés que saber

El agua empezó a cotizar en bolsa: todo lo que tenés que saber

Hace algunas semanas el mundo se enteró que el agua potable tiene un precio en el mercado internacional (comenzaron a comercializarse futuros de commodities) y que, de ahora en adelante, su precio fluctúa así como lo hace el oro, el petróleo, o las principales materias primas, como la soja, el maíz, o el trigo. Pero ¿qué implica? ¿hay que preocuparnos? Un adelanto: la respuesta es sí.

Por SOLANGE RIAL

¿Qué es lo que sucedió?

El índice Nasdaq Veles California Water Index (NQH20), que no es nuevo, ya que se lanzó en 2018, comienza este 7 de diciembre a cotizar oficialmente contratos futuros de aguas basado en el índice  en la bolsa de valores de Nueva York.

¿Por qué empezó a cotizar el agua en los mercados?

Expertos aseguran que pronto entraremos en un punto irreversible de crisis medioambiental que podría volver inhabitable la Tierra para el año 2080. El agua, como todo bien escaso, comenzó a acrecentar su importancia.

¿Cuál es el objetivo de los futuros de commodities?

Los objetivos de los futuros es brindarle a las empresas la posibilidad de manejar el precio de aquello que operen a plazo, de esta manera se reducen riesgos, y se genera previsibilidad del valor de un objeto a largo plazo. Cuando se ejecuta el contrato hay un ganador y un perdedor.

¿Qué significa que el agua cotice en los mercados?

Que el agua empiece a cotizar en estos mercados significa que, por primera vez, el mercado percibe que existe una posibilidad de que este insumo falte en un futuro no tan lejano. Es una probabilidad que hasta hoy no existía.

¿Cómo es la operatoria de los futuros del agua?

Los contratos de futuros no requieren entrega física de agua. Por el momento son puramente financieros y se basan en el promedio de precio semanal de las cinco principales cuencas que hay en Estados Unidos.

¿Qué pasará con su precio?

Su precio fluctuará, por oferta y demanda, así como sucede tanto con el petróleo como con el oro y con el trigo.

¿Qué consecuencias trae su precio?

El valor, que lo manejará Estados Unidos, podrá ser utilizado como medida para el resto de los países y podría afectar sus economías. Si un bien es escaso tiende a subir su valor, por ende habría peligro de contaminar las aguas para acrecentar su precio.

¿Qué piensa la ONU al respecto?

El derecho humano al agua potable y al saneamiento fue reconocido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2010. El relator especial de la ONU sobre el derecho al agua potable y al saneamiento, Pedro Arrojo-Agudo, expresó:

“No se puede poner un valor al agua como se hace con otros productos básicos comercializados. El agua es de todos y es un bien público. Está estrechamente ligado a todas nuestras vidas y medios de subsistencia, y es un componente esencial para la salud pública”

“El agua ya se encuentra bajo amenaza extrema por la población en crecimiento, la demanda creciente y la contaminación grave de la agricultura y la industria minera en el contexto del impacto cada vez mayor del cambio climático”

«El mercado entiende de negocios, no entiende de valores ambientales, de derechos sociales, de articulación del medio rural… Eso no cotiza en bolsa”

DEJANOS TU COMENTARIO