Detectan lo que sería un «agujero negro primordial», con una masa 55.000 veces superior a la del Sol

Detectan lo que sería un «agujero negro primordial», con una masa 55.000 veces superior a la del Sol

Imagen UNIVERSIDAD DE MELBOURNE

Científicos australianos detectaron un agujero negro poco común: de tamaño intermedio, con una masa 55.000 veces superior a la del Sol.

«Es la primera prueba de la existencia de un agujero negro de tamaño intermedio con semejante masa», dijo James Paynter, de la Escuela de Física de la Universidad de Melbourne (Australia), que participó en el estudio publicado este lunes en la revista Nature Astronomy.

Actualmente, solo se conocen dos familias de agujeros negros, diferenciadas por tamaños radicalmente diferentes: los estelares, formados tras la muerte de una estrella y cuya masa es como mucho 10 veces superior a la del Sol, y los supermasivos, que pueden ser varios miles de millones de veces más masivos que el Sol.

Por eso, desde hace años la ciencia se «plantea si no existen agujeros negros de masa intermedia», según Frédéric Gueth, director adjunto del Instituto de Radioastronomía Milimétrica de Francia, y si estos podrían desempeñar un papel en el origen de los supermasivos.

Los autores del estudio destacan que los indicios que apuntan a su existencia multiplicaron recientemente. Por ejemplo, en septiembre de 2020, se anunció el hallazgo del primer agujero negro intermedio, aunque con una masa «solamente» 145 veces superior a la del sol.

De acuerdo a la agencia AFP, el grupo australiano identificó el agujero negro analizando los datos de brotes de rayos gamma, unos destellos luminosos extraordinariamente potentes, procedentes por ejemplo de la explosión de estrellas masivas. Uno de ellos, denominado GRB 950830, se topó con algo extraño de camino a la Tierra desde su lugar de emisión, a miles de millones de años luz.

Los científicos establecieron que este pasó cerca de un agujero negro, que a su vez desempeñó un papel de «lente gravitacional», nombre que se da a un objeto cuya masa es tan gigantesca que deforma la estructura del espacio-tiempo y curva el trayecto de la luz a su alcance. A partir de ahí, los expertos calcularon la masa teórica del agujero negro.

Según el profesor Eric Thrane, de la Universidad Monash de Australia, podría tratarse de un «agujero negro primordial», creado en los albores del Universo. Estos objetos son «quizás los precursores de los agujeros negros supermasivos», cuyo origen se desconoce, según un comunicado de los autores del estudio, que previenen que este hallazgo todavía debe ser confirmado.

Según Gueth, aunque los agujeros negros de masa intermedia existan, «el hecho de que no se haya observado realmente ninguno indica que no hay muchos y que se forman en circunstancias extremadamente particulares».

DEJANOS TU COMENTARIO