De qué trata Libra, la moneda con la que Facebook quiere conquistar el mundo

De qué trata Libra, la moneda con la que Facebook quiere conquistar el mundo
Por SOLANGE RIAL

Mark Zuckerberg quiere volver a patear el tablero y esta vez con una jugada inédita: lanzó, con importantes empresas globales, Libra, una moneda virtual que permitirá hacer transferencias para pago de servicios y productos desde su plataforma. Un movimiento muy arriesgado si se toma en cuenta que poseer una moneda no es sencillo para ninguno de los banco centrales del mundo. Pero vayamos primero a sus características.

Libra es una criptomoneda pero que, a diferencia del Bitcoin (mirá acá lo que ya hemos escrito sobre él), Zuckerberg quiere transformar en un stablecoin (una criptomoneda con poca volatilidad cambiaria) y evitar que suceda lo que pasó con otras monedas que se convirtieron en una refugio de valor por la especulación. ¿Es posible esto? Facebook respaldará Libra en una serie de activos financieros a través de “la reserva Libra”.

Esa “reserva” estaría integrada por depósitos bancarios, deuda soberana (de países con gobiernos estables) y monedas emitidas por los principales bancos centrales del mundo (como el dólar, la libra esterlina, el euro o el yen). La principal crítica en este aspecto que han realizado los expertos, es que replica el ya vetusto “patrón oro”. Una moneda que es respaldada por otros activos financieros. Y fue justamente Estados Unidos, la principal potencia mundial, la que terminó con esto en 1971.

Ese año, Richard Nixon declaró la inconvertibilidad del dólar en oro, y terminó de manera unilateral con el acuerdo de Bretton Woods. Nixon siguió el consejo de Milton Friedman: eliminar la convertibilidad al sostener que la divisa valía por el propio respaldo que ofrecía el gobierno de los Estados Unidos ¿Por qué hizo esto? Porque la cantidad de dólares en la base monetaria superaba ampliamente el oro en la reserva.

La Libra de Zuckerberg podría sufrir el mismo proceso y terminar siendo “flotante”. Está demostrado que no hay activo financiero libre de riesgo, mucho menos los títulos soberanos de deuda.

Libra, además, no usará la Blockchain, el sistema que se creó con Bitcoin y que supone un registro de todas las transacciones realizada por la moneda que es descentralizada y chequeada por los propios usuarios. Facebook creó un nuevo mecanismo de comprobación de transacciones que facilitaría el procesado de las mismas, según dijeron, para sortear la lentitud de blockchains. Todavía quedan dudas de cómo es el sistema y si es seguro.

Libra, a diferencia de Bitcoin, está respaldado por una empresa; no una, sino muchas, algo inédito en las criptomonedas, cuya característica principal es la no pertenencia a ningún Estado o institución.

Facebook logró el apoyo de Visa, Mastercard, Vodafone, PayPal, eBay, Spotify, Uber, Lyft, Booking Holdings (propietaria de Booking.com, Priceline.com y Kayak.com) y Mercado Libre. Además, Zuckerberg hará compatible las transacciones en WhatsApp y Facebook Messenger. Y este apoyo se consiguió debido a que son al menos 2.500 millones personas en el mundo las que usan alguna aplicación de la familia Facebook y quizás es por esta legitimidad que Zuckerberg se animó a tanto.

Habrá que ver si todos esos usuarios probarán su moneda y el programador logra, nuevamente, influir en la vida de los ciudadanos comunes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.