Cómo es el Plan de Contingencia que lanzó el gobierno para contener el avance del coronavirus en territorio neuquino

Cómo es el Plan de Contingencia que lanzó el gobierno para contener el avance del coronavirus en territorio neuquino

En el área metropolitana de Neuquén capital y otras ciudades del interior, el avance del coronavirus parece irrefrenable, mientras la ocupación de camas de terapia intensiva está en el 90 por ciento.

Ante esa situación, muchos pacientes comienzan a ser derivados a localidades sin demasiados casos, como las de Zona Sanitaria IV, donde San Martín de los Andes –y, llegado el caso, Junín y Villa– comienzan a recibir enfermos de Zapala y de la comarca petrolera.

Ante el eventual colapso del sistema sanitario provincial, el gobierno lanzó el jueves el llamado Plan de Contingencia, que prevé medidas de aplicación inmediata para contener la propagación del COVID-19 en aquellos lugares con circulación comunitaria y reforzar el sistema.

Según precisó el gobernador Omar Gutiérrez, el plan contempla varios ejes:

  • Incorporación de personal de salud, incluyendo funcionarios de los tres poderes con formación profesional
  • Compra de insumos y respiradores para terapia intensiva
  • Convocatoria a profesionales jubilados para realizar tareas virtuales
  • Más y más estrictos controles en accesos y egresos de localidades
  • Aumento del monto de multas por incumplimiento de medidas preventivas, como la aplicable por no usar barbijo en la vía pública
  • La ampliación del 0800-333-1002
  • Incorporación de test rápidos denominados ‘neokits’ para obtener resultados de COVID-19 en una hora

Durante la conferencia de prensa en la que se presentó el programa, el mandatario neuquino afirmó que «el refuerzo del sistema de salud con personal, con tecnología, comunicaciones y movilidad es necesario para aplanar la curva de contagios y para que el sistema de salud no se estrese y desborde».

Por su parte, la ministra de Salud Andrea Peve advirtió que “los trabajadores y trabajadoras de la Salud están cansados, trabajan a destajo, no son máquinas, tienen familias, amistades que hace tiempo no ven y están en riesgo sanitario».

DEJANOS TU COMENTARIO