Aseguran que la vacuna rusa obtuvo 92 por ciento de eficacia en resultados preliminares

Aseguran que la vacuna rusa obtuvo 92 por ciento de eficacia en resultados preliminares

Foto TÉLAM

La vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus obtuvo 92 por ciento de eficacia según los resultados preliminares del estudio de fase 3 y no registró «efectos adversos inesperados».

Así lo informó este miércoles el Centro Nacional de Investigación Gamaleya y el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF) a través de un comunicado en el que se afirma que «la vacuna Sputnik V tuvo una tasa de eficacia del 92 por ciento después de la segunda dosis».

«Los ensayos evaluaron la eficacia entre 16.000 voluntarios que recibieron la vacuna o el placebo 21 días después de la primera inyección. Como resultado de un análisis estadístico de 20 casos confirmados de coronavirus, la división de casos entre individuos vacunados y aquellos que recibieron el placebo indica que la vacuna Sputnik V tuvo una tasa de eficacia del 92 por ciento después de la segunda dosis», señala el texto oficial.

Se trata de los resultados provisionales de los ensayos clínicos de fase 3, doble ciego, aleatorizados y controlados con placebo que se está realizando y en los que participan 40 mil voluntarios en 29 centros médicos de toda Rusia, de los cuales 20 mil ya recibieron la primera dosis, y 16 mil la primera y segunda.

Los datos de eficacia dados a conocer serán publicados en la revista The Lancet en las próximas semanas, según había confirmado Denis Logunov, director adjunto del Centro Gamaleya en una conferencia virtual realizada con medios argentinos el lunes pasado.

En el comunicado de hoy, Logunov sostiene: «Los resultados provisionales positivos de la fase 3 dan razones para esperar un resultado exitoso de los ensayos clínicos del Sputnik V. Continuaremos procesando y analizando todos los datos y mirando al futuro con optimismo, esperando que los resultados de nuestro trabajo ayuden a poner fin a la pandemia antes».

En relación a la seguridad, los desarrolladores informaron que «algunos de los vacunados presentaron efectos adversos menores a corto plazo, como dolor en el lugar de la inyección, síndrome seudogripal que incluía fiebre, debilidad, fatiga y dolor de cabeza».

Tras la finalización de los ensayos clínicos de fase 3, el Centro Gamaleya anunció que proporcionará acceso al informe completo del ensayo clínico, en tanto que «la observación de los participantes del estudio continuará durante seis meses, después de los cuales se presentará el informe final».

Durante las pruebas clínicas, la información es analizada por el Comité de Monitoreo Independiente, compuesto por científicos rusos. «La recopilación, el control de calidad y el procesamiento de datos se llevan a cabo de acuerdo con los estándares de ICH GCP y con la participación activa del Departamento de Salud de Moscú y Crocus Medical, la organización de investigación por contrato (CRO)», se detalla en el comunicado.

Asimismo, se sostiene que «los datos de investigación serán proporcionados por RDIF a los reguladores nacionales de los países interesados ​​en comprar la vacuna rusa para agilizar el proceso de registro».

Según se anunció la semana pasada, el Gobierno argentino está negociando la adquisición de 25 millones de dosis de la Sputnik V, de las cuales 10 podrían llegar en diciembre próximo a un precio estimado por esquema (dos dosis) de 19,95 dólares en total.

DEJANOS TU COMENTARIO