Alternativas para invertir en pesos con rendimientos similares al dólar

Alternativas para invertir en pesos con rendimientos similares al dólar

Foto TÉLAM

Algunas respuestas a un pregunta clave en estos momentos de fuertes límites a la compra de dólares: ¿cómo ahorrar en pesos sin perder frente la inflación?

Por SOLANGE RIAL

No es la primera vez que un gobierno limita la compra de dólares y desalienta el ahorro en divisas extranjeras. En este sentido la gente se siente desorientada y al no tener conocimiento financiero decide consumir y echa por la borda la posibilidad de ahorrar o de invertir. Es por eso que aquí veremos diversas alternativas de inversión en pesos con rendimientos similares al dólar.

Como primera instancia hablaremos del plazo fijo tradicional. Es la más simple y conocida alternativa pero no muy conveniente en estos momentos. Si bien el primer semestre del año tuvo rendimiento positivos, lo cierto es que la tasa de interés ofrecida (desde 30 al 33%) no se hace muy atractiva teniendo en cuenta que el REM del Banco Central proyecta una inflación mensual del 3,5% y las estimaciones privadas llegan gasta el 39% de inflación anual.

Sin embargo, dentro de los plazos fijos hay dos alternativas un poco más potables que el plazo fijo tradicional a tasa fija: uno de ellos es el plazo fijo UVA, ya que ajusta su rendimiento según la evolución de la inflación (la desventaja es que el dinero debe permanecer entre 90 y 180 días); el otro es el plazo fijo dólar linked, que está atado a la evolución del dólar.

Justamente dólar linked se le llama a las inversiones en pesos con rendimientos en moneda nacional pero siguiendo la cotización del dólar. Esta es una buena alternativa que fue impulsada por el BCRA pero que las entidades bancarias privadas están reticentes a ofrecer a sus clientes. Por el momento se pueden conseguir en el Banco Nación.

Posteriormente tenemos los Fondos Comunes de Inversión. Una excelente opción para reemplazar los plazos fijos con instrumentos muy sencillos de manejar y que se pueden adquirir en un banco. Los FCI son porfolios ya prediseñados de inversiones (desde plazos fijos, letras, bonos o acciones). Se puede adquirir una parte del FCI y si bien fluctúan, son estables y previsibles. El dinero puede rescatarse hasta en 72 horas, una gran ventaja respecto de los plazos fijos. Aquí también hay FCI atado al CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia) y FCI atados al dólar linked.

Por último tenemos los Cedears (Certificados de deposito argentinos), que son acciones espejo de compañías que cotizan en el exterior pero que se puede operar en pesos desde la Argentina y es una muy buena manera de dolarizarse sin conseguir dólares. Los Cedears siguen la evolución de las empresas que cotizan en moneda extranjera y son inmunes a las devaluaciones locales y a las crisis económicas de nuestro país. En este momento algunos economistas recomiendan invertir en empresas tecnológicas, farmacéuticas y las fabricantes de hardware. 

DEJANOS TU COMENTARIO