Por unanimidad, el Concejo Deliberante aprobó una Comunicación en la que manifiestan su preocupación por la situación que atraviesan los brigadistas del ICE.

El proyecto fue elaborado tras la reunión que mantuvieron concejales con los propios trabajadores del PNL ya que, según manifestó en la sesión la brigadista Andrea Acuña, “no hay ninguna respuesta dentro de la institución” mientras “cada vez se nos hace más difícil atender las emergencias”.

Como ya se informara, los 30 brigadistas del Parque Nacional Lanín sufren condiciones precarias de trabajo: el edificio donde prestan tareas no tiene gas, por lo cual no pueden calefaccionarse ni cocinar en caso de tener que llevar viandas a quienes acuden a emergencias dentro del PNL; la radioestación no tiene atención; no cuentan con ropa de trabajo; etc.