Con el voto de la mayoría de los concejales, el cuerpo aplazó el tratamiento de un proceso de juicio político a Brunilda Rebolledo, que fuera solicitado dos semanas atrás.

El pedido había sido formulado por un vecino a partir del presunto “mal desempeño de sus funciones” por parte de la intendenta municipal, en lo referido al vuelco de barros cloacales crudos –sin tratamiento– en el Vertedero Municipal ubicado en Chacra 32.

La solicitud fue tratada sobre tablas en la sesión del jueves pasado y pasada a comisión para que los concejales pudieran tomar conocimiento de las argumentaciones presentadas por el vecino.

Ante el argumento de varios ediles que indicaron que se debía investigar el tema argumentado por el vecino, pidiendo más información a la Fiscalía Ambiental, el Concejo consideró volver a aplazar el tratamiento del pedido de juicio político.