Previa a la votación mayoritaria que volvió a rechazar la instalación del ‘Pañuelo de la Memoria’ en Plaza San Martín, se generó un intenso debate que incluyó a todos los bloques del Concejo.

En la sesión de este jueves, el proyecto volvió a ser presentado por el concejal Martín Rodríguez (UC), lo que motivó intervenciones no solo de los concejales sino de representantes de la Secretaría de Cultura municipal y organismos como la Comisión por la Memoria y ATEN, además de vecinos y estudiantes presentes.

Sergio Winkelman (MPN) argumentó que la instalación del monumento en Plaza San Martín era “un error del Ejecutivo” al señalar que el uso del espacio público es prerrogativa del Deliberativo local; mientras que María Esther Juárez (MPN) rechazó enfáticamente su emplazamiento.

Gerardo Schroh (Pro) volvió a pedir que sea instalado en la Plaza de la Memoria, que no existe como tal, y Rodolfo Manson (UC), por su parte, solicitó “honrar la memoria” y que se respeten las condiciones de la convocatoria a concurso y la obra se instale en el espacio previsto.

El concejal Evaristo González (NCN) tomó palabras de Manson, quien expuso que podría agregarse en el proyecto que el emplazamiento sea “transitorio” hasta tanto se termine la Plaza de la Memoria, y propuso que se vote en esos términos.

Sebastián D’Amorin (Pro) solicitó que se retire el proyecto para seguir debatiendo lo que viene siendo largamente debatido, y Rodríguez, quien había presentado el proyecto original, apoyó la transitoriedad de la instalación en Plaza San Martín hasta que se concluya el Parque Lineal Pocahullo.

Schroh mocionó que la obra tenga un emplazamiento rotativo en las distintas dependencias públicas sanmartinenses, incluyendo localizaciones privadas que así lo requieran. A su turno, Carlos Moreno (AN) apoyó la transitoriedad en la Plaza San Martín.

Winkelman volvió a intervenir y afirmó enfáticamente que la obra “tiene que estar en la Plaza de la Memoria, no en la Plaza San Martín”, haciendo incluso una fuerte crítica a funcionarios del Ejecutivo que llamaron al concurso en las condiciones establecidas.

Al concluir el debate se plantearon dos mociones, ya que Schroh retiró la suya sobre la itinerancia del monumento: que se retire el proyecto (D’Amorin) y que se la instale “de manera transitoria” en Plaza San Martín (Manson).

Finalmente, la opción de retirar el proyecto para seguir debatiéndolo al menos durante una semana más y lograr un nuevo proyecto “unánime”, dijo Winkelman, obtuvo la mayoría de los votos, acordados entre el MPN y el macrismo.