banner_detodo_450x150

El titular del Concejo Deliberante e intendente en funciones manifestó estar “muy enojado” con la medida gremial que durante una semana impidió la recolección domiciliaria de residuos.

Con evidente fastidio, Sergio Winkelman se refirió a la asamblea permanente declarada por la Junta Interna Municipal, que concluyó el lunes tras declararse la conciliación obligatoria, y apuntó al gremio y a los trabajadores por hacer un reclamo que “no es oportuno ni meritorio”.

“El pedido que hace el gremio de un bono de 15.000 pesos no es oportuno ni es meritorio en una provincia donde seguimos actualizando los haberes del empleado público con una cláusula trimestral de ajuste”, indicó.

“El Municipio no tiene un superávit como para enfrentar graciosamente estos 11 millones de pesos significa hacer frente a los 15.000 pesos que pide el gremio”, aseguró el concejal del MPN en un ríspido diálogo con Radio Nacional.

Sobre la conciliación obligatoria dictada el lunes por la Subsecretaría de Trabajo, Winkelman dijo que “en este impasse (de al menos 15 días), espero de alguna manera que tengamos la capacidad de sentarnos a dialogar sin presiones”.

Sergio Winkelman por Radio Nacional SMA