El Ejecutivo recurrió a la Subsecretaría de Trabajo en busca de la conciliación obligatoria que obligue a trabajadores municipales a levantar la “asamblea permanente” que declaró ATE.

Este lunes se cumple una semana desde que la Junta Interna Municipal se declarara en “asamblea permanente” ante la negativa del gobierno de efectivizar una actualización salarial a través de un bono de 15.000 pesos, entre otros reclamos.

Desde entonces no se lleva a cabo la recolección domiciliaria de residuos, rubro en el cual la decisión de los trabajadores representa un virtual paro de actividades. Además hay otras dependencias municipales en idéntica situación, como Tránsito, Parques y Jardines, etc.