La Junta Interna Municipal de ATE se declaró en “asamblea permanente y alerta” ante incumplimientos vinculados a seguridad e higiene en dependencias municipales.

Mediante una nota formal presentada este lunes, la organización gremial advierte sobre “condiciones laborales inhumanas en cuento a los trabajadores del servicio de recolección” que vienen “acarreando problemas de insalubridad” para la población y los propios trabajadores.

También denuncian incumplimientos en entrega de ropa de trabajo, sitios inadecuados para resguardo bajo condiciones climáticas extremas –como ocurre en el ex Hotel Sol–, falta de personal en Tránsito y Parques y Jardines, entre otras dependencias, además de situaciones de maltrato y abuso laboral.

Finalmente, en la nota firmada por el secretario general de la Junta Interna, Segundo Andrade, se repudia la “falta de resolución y respuesta” ante la grave situación que atraviesa el transporte urbano, que afecta directamente a los empleados municipales en tanto usuarios del servicio.