Miembros de la Asamblea Socio Ambiental y vecinos de chacras 30 y 32 reclamaron a los concejales un disculpa por haberlos tratado de “desestabilizadores”.

El MPN sanmartinense, la propia Brunilda Rebolledo y algunos concejales del partido gobernante habían calificado como acto de “desestabilización” el pedido de juicio político a la intendenta municipal, que no prosperó.

Representantes vecinales y miembros de la Asamblea Socio Ambiental reclamaron a viva voz, durante la sesión de este jueves, una disculpa a los ediles oficialistas. “No somos desestabilizadores”, enfatizaron sobre el pedido de iniciar el procedimiento previsto en la Carta Orgánica Municipal.

La insistencia vecinal motivó un cruce con el presidente del Concejo, Sergio Winkelman, quien aseguró que “yo no me tengo que disculpar porque no ofendí a nadie”, afirmando que “yo no traté a nadie de desestabilizador”.

“No voy a disculparme por algo que no hice porque no considero que haya sido un acto de desestabilización”, reafirmó el concejal del MPN en medio de fuertes recriminaciones de vecinos presentes en la sesión.