El área de Geología Ambiental del Servicio Geológico Minero Argentino salió a poner paños fríos sobre la versión que alerta sobre un tsunami en el Lago Traful.

No obstante, Alejandra Tejedo, responsable del organismo, aseguró que van a “reforzar el monitoreo” de la ladera que desde hace décadas se desplaza hacia el interior del lago y sobre el cual corre una versión de un derrumbe catastrófico que causaría una ola de cien metros de altura que arrasaría la zona…

Mediante un comunicado conocido el jueves, la especialista aclaró que el bloque de piedra “por ahora se mueve lentamente”, con velocidades de entre 10 y 36 centímetros por año, y esta lentitud explica la presencia bajo el agua de árboles en posición original vertical.

“Con estas velocidades es muy difícil que se produzca un tsunami, que eventualmente podría originarse por una caída brusca del material de esa ladera inestable al lago, lo que podría desencadenarse por movimientos sísmicos”, agregó Tejedo.