Mateo Aarón Balbuena Mac, de 10 años, hizo uso de la Banca del Vecino en el Concejo Deliberante y planteó el lombricompostaje como medio para reducir los residuos domiciliarios.

Alumno de la Escuela 274, Mateo expuso este jueves sobre la necesidad de legislar sobre el tema, señalando que en los barrios cerrados de San Martín se podría estimular esa práctica a través de la reducción de tasas a los que destinaren espacios para ese fin.

También planteó que lo mismo se podría realizar en todos los barrios sanmartinenses, usando la lombriz para transformar residuos domiciliarios de materia orgánica en humus, que puede destinarse a diversos fines, al tiempo que reduciría sensiblemente la cantidad de basura a transferir y disponer en vertederos.