La Subsecretaría de Obras Públicas del Neuquén informó que los trabajos en el nuevo Hospital de San Martin de los Andes alcanzaron el 45 por ciento del proyecto previo a la veda invernal.

El nuevo nosocomio permitirá concentrar servicios que hasta el momento operan en otras sedes, con el consiguiente beneficio tanto para la población de la región, como para los 400 trabajadores, entre profesionales de la medicina, técnicos, auxiliares y operarios, que se deben trasladar para prestar sus servicios por fuera del hospital.

Toda la infraestructura hospitalaria cuenta en total con cinco niveles: segundo subsuelo, en el que funcionarán los depósitos, talleres y servicios como cocina y lavadero; primer subsuelo, con entrepiso técnico; planta baja, en el que se distribuirá el área de cirugía, partos y neonatología, consultorios externos, servicios de esterilización, imágenes y laboratorio, guardia, estadística, consultorios externos y acceso principal.

En el primer piso se dispondrán los servicios de terapia intensiva, internación materno infantil, internación adultos, sala de máquinas, entrepiso técnico y administración y capacitación, y el segundo piso con entrepisos técnicos y habitaciones de la guardia entre otros servicios. El hospital contará con una amplia sala de espera.

La ministra de Salud de la provincia, Andrea Peve, precisó que de las 70 camas con las que contará el nosocomio, “seis estarán destinadas a terapia intensiva y otras seis para neonatología, permitiendo la autonomía de los servicios de neonatología y pediatría que en la actualidad funcionan juntos”.

El director del Hospital Ramón Carrillo, Juan Cabrera, anunció por Radio Nacional que el nuevo hospital de referencia del sur neuquino será bautizado con el nombre de Ramón Carrillo, mientas que el edificio del actual centro de salud será renombrado como Dr. Ernesto Núñez, en homenaje al médico porteño que en 1932 se afincó en San Martín para ejercer la profesión.