Especialistas del Planetario de San Luis detallaron los fenómenos que acompañarán al eclipse del año próximo en los lugares donde podrá apreciarse en su plenitud.

Para los astrónomos puntanos, el 14 de diciembre del 2020 al mediodía podrán vivirse en Junín de los Andes, donde el eclipse se apreciará en un ciento por ciento, los siguientes fenómenos naturales, asociados al eclipse:

  • La luz y temperatura disminuyen a medida que el Sol es cubierto por la Luna
  • Vegetales y animales interpretan que se avecina la nocturnidad
  • Las flores se cierran y las aves regresan a sus nidos
  • Baja aún más la temperatura y se produce una leve brisa que va en aumento
  • Repentinamente el día se transforma en noche
  • Aparece impactante, alrededor del eclipse, la majestuosa corona solar
  • Brillan en el firmamento los planetas y estrellas más luminosas
  • Como en un nuevo amanecer la luz del Sol regresa paulatinamente

“Si bien en términos generales los eclipse totales de Sol generan efectos en la naturaleza predecibles que se repiten cada vez que ocurren, ningún eclipse es exactamente igual a otro ya que las diferentes particularidades técnicas en que se dan, los contextos meteorológicos y entornos geográficos entre otras variables, nunca son iguales, y esto explica el por qué son fenómenos que movilizan a millares de personas de todo el planeta hacia las zonas de la totalidad en cada oportunidad que suceden”, agregó Martín Fernández, director del Planetario.