La intendenta municipal pidió a sus funcionarios “cuidar las finanzas” con el objeto de cerrar el año y entregar el mando a Carlos Saloniti manteniendo las cuentas municipales “en delicado equilibrio”.

Brunilda Rebolledo reconoció así la difícil situación que atraviesan las cuentas públicas luego de que el ajuste ordenado por Mauricio Macri repercutiera en los fondos que por coparticipación recibirá San Martín de los Andes.

“A nosotros no nos conviene que bajen el precio del barril”, indicó la intendenta con relación al DNU 566 firmado recientemente por el Presidente, que fija el llamado ‘barril Macri’ a 59 dólares con un cambio de 45,19 pesos, que fuera cuestionado por las provincias petroleras, incluida Neuquén.

El decreto implica una baja sustancial en las regalías obtenidas por la provincia y, consecuentemente, el dinero que se gira a los municipios en concepto de coparticipación, lo que genera dificultades para alcanzar fin de año con las finanzas saneadas, como reconoció Rebolledo.

Ante esta situación, las autoridades locales están “cuidando lo que tenemos para llegar al final de la gestión de la forma más prolija posible”, afirmó la intendenta, al tiempo que se buscan “otras alternativas” en conjunto con el gobierno provincial.