Con un déficit acumulado de cerca de 30 millones de pesos, Expreso Los Andes podría dejar de funcionar desde el próximo viernes si no logra hacer frente a los salarios de agosto.

La empresa se encuentra en una compleja situación económica-financiera luego de que, desde enero último, el Gobierno Nacional dejara de subsidiar el pasaje y ante la imposibilidad de aumentar aún más las tarifas.

De hecho, varias semanas atrás presentaba un recurso preventivo de crisis en la Secretaría de Trabajo ante la difícil situación económica que atraviesa, especialmente con el aumento de los combustibles y las subas salariales correspondientes a la paritaria de este año.

Sus trabajadores ya advirtieron que de no cobrar el salario correspondiente a agosto antes del cuarto día hábil, se declararán en paro. La empresa, en tanto, aduce que no cuenta con los recursos para hacer frente a esos pagos si por su parte no cobra las sumas que le adeudarían el Municipio, Provincia y Nación.