Las organizaciones feministas Lobo Suelto, Bondi Feminista y Malajunta decidieron abandonar una campaña de sensibilización sobre el acoso nocturno articulada con el Municipio de Bariloche.

Ello ocurrió luego de que el intendente Gustavo Genusso decidiera quitar recursos al Colectivo Al Margen y desconociera el trabajo de esas organizaciones sociales en declaraciones públicas.

“Creemos que el intendente intenta aleccionar a una organización social con más de 15 años de trabajo en la ciudad, no solo retirando recursos necesarios para el sostenimiento de acciones concretas en el territorio, sino tratando de desprestigiar a la misma, instalando dudas sobre el destino de los recursos”, expresaron las organizaciones mediante un comunicado.

La campaña que abandonaron las organizaciones feministas es ‘Que la noche sea nuestra’, cuya finalidad es abordar de forma preventiva las situaciones de acoso en espacios de nocturnidad hacia mujeres e identidades feminizadas.