Tras la versión lanzada desde el Municipio sanmartinense sobre el envío de la basura a una estación de transferencia ubicada en Junín, los concejales juninenses manifestaron su rechazo al proyecto.

Brunilda Rebolledo “nos quiere usar como papel higiénico”, manifestó el concejal Luciano Casajus con relación a la propuesta formulada por la intendenta de San Martín a su par Carlos Carazini, de usar el vertedero de Junín para instalar una estación transitoria de transferencia para los residuos sanmartinenses que se llevan a Alicura.

Por Radio Nacional, el edil juninense señaló que “este es el tercer intento de Rebolledo de traer la basura a Junín”, por lo cual “en el Concejo vamos a sacar una comunicación de repudio a esa actitud”, agregó, advirtiendo que “jamás se nos ocurriría a nosotros tirar la basura de Junín en la entrada a San Martín”.

Casajus también aseguró que el intendente Corazini también se manifestó contra la posibilidad de usar el vertedero local para una planta de transferencia, y dijo no creer en la posibilidad de que el Ejército ceda tierras para ese fin al costado de la Ruta 61, a metros del portal de ingreso al Parque Nacional Lanín y del Lago Huechulafquen.