El Gobierno Nacional congeló precios de combustibles al 9 de agosto pasado y los precios de referencia del petróleo, por lo que el mandatario neuquino intenta ponerle freno judicial ante efectos negativos que acarrearía sobre Vaca Muerta.

El Ejecutivo Nacional decretó el congelamiento del precio de los combustibles por 90 días, luego de que las petroleras rechazaran toda posibilidad de acordar esa medida. Las compañías cuestionan que el precio de referencia del barril se haya fijado en 59 dólares a un cambio de 45,19 pesos.

Representantes de compañías como Chevron, Tecpetrol, Petronas y Pluspetrol, entre otras, salieron al cruce de la intención oficial con la que se pretende morigerar los efectos inflacionarios de la megadevaluación, señalando con esos precios de referencia les resulta “imposible continuar extrayendo” petróleo en Vaca Muerta.

Por esa razón y ante la eventual paralización de la cuenca hidrocarburífera neuquina, el gobernador Omar Gutiérrez decidió recurrir a la Justicia Federal para frenar los efectos negativos de la medida para la provincia, según trascendió desde la capital de la provincia.

El DNU de Macri “afecta el valor de esos recursos no renovables, además de tirar por tierra todo lo que nos costó, al gobierno de la provincia, de la Nación, a las empresas y a los sindicatos, construir un marco de competitividad para el desarrollo de Vaca Muerta”, indicó al respecto el ministro de Energía del Neuquén, Alejandro Monteiro.