A última hora del miércoles, un nuevo temblor sacudió Añelo. Según el Inpres, fue de una magnitud de 3 grados y se originó a 6 kilómetros de profundidad.

El movimiento telúrico ocurrió a las 23:44:52 del miércoles a 27 kilómetros al Oeste de Añelo, en el sector de los yacimientos, según se precisó oficialmente, y no fue percibido por los vecinos de la zona.

A mediados de junio y luego de un acuerdo suscrito por el gobierno provincial, el Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres) y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), comenzaron a instalarse sismógrafos en la zona.

Al concretar una red de sismógrafos en la cuenca neuquina, se busca determinar el origen de los sismos, que muchos atribuyen a la actividad de Vaca Muerta y, en particular, al fracking.