Por LUIS A. RADEN

Uno de los anuncios de Mauricio Macri para contener la disparada inflacionaria que se produce con la fuerte alza en la cotización del dólar –que parece no tener techo– no duró ni un día: el Gobierno Nacional dio marcha atrás con el congelamiento del precio de los combustibles.

El miércoles, en el marco de una batería de medidas dispuestas para paliar el impacto de la devaluación sobre los ya casi vacíos bolsillos de los argentinos, el Presidente anunció que se congelaría el valor de los combustibles “por 90 días”.

Sin embargo, compañías como Chevron, Tecpetrol, Petronas y Pluspetrol, entre otras, le salieron al cruce: con un barril cotizado por el Gobierno a 59 dólares a un tipo de cambio de 45,19 pesos, aseguran que les resulta “imposible continuar extrayendo” petróleo en Vaca Muerta.

El esquema ideado por el macrismo para “contener” el precio del litro de nafta beneficia a las empresas con estaciones de servicio que tendrán que sostener un precio congelado, pero perjudica a las productoras al fijar un tipo de cambio para el sector que no se corresponde con el real, según indican los especialistas.

“Si sos refinador, ahora comprás tu materia prima mucho más barata y ahí compensás lo que no podés trasladar al surtidor. Pero a nosotros, que somos los que tenemos el mayor riesgo en toda la cadena de valor y los que hacemos las mayores inversiones, nos trasladan todo el peso de la devaluación”, explicaron al portal LPO representantes del sector que opera en la cuenca neuquina.

De hecho, advirtieron que frenarán la producción de crudo y postergarían nuevas inversiones hasta que el Gobierno no diera marcha atrás con el anuncio realizado por Macri. “Se van a frenar todos los desarrollos en Vaca Muerta”, aseguraban las compañías, incluyendo una eventual ola de despidos, como le comunicaron a titular del gremio petrolero, Guillermo Pereyra.

Fuentes de la Secretaría de Energía de la Nación indicaron a Ámbito Financiero que “se suspende la publicación en el boletín oficial de este jueves” del decreto referido al congelamiento, hasta que el secretario Gustavo Lopetegui se reúna con las petroleras y logre un visto bueno que parece difícil de alcanzar en las condiciones antedichas.