Miembros del gabinete provincial se reunieron este lunes con la intendenta Brunilda Rebolledo y el electo Carlos Saloniti con el fin de garantizar la continuidad de las gestiones municipales.

El gobierno neuquino viene realizando reuniones con autoridades actuales y electas de localidades del interior neuquino a fin de abordar, en el caso sanmartinense, “obras que tiene proyectadas la provincia y también aquellas iniciativas municipales que a Brunilda le quedan pendientes de acá al 10 de diciembre”, explicó el secretario del Interior y Gobiernos Locales, Osvaldo Llancafilo.

“La idea de estas reuniones tiene que ver con garantizar continuidad, porque las obras no tienen que detenerse. La ciudadanía no mira cambios de gestión, lo que le interesa es que las cosas se hagan”, agregó el funcionario sobre los encuentros que ya se llevaron a cabo en Zapala, Aluminé, Tricao Malal, Villa Traful, Andacollo y Las Ovejas.

Saloniti, por su parte, estacó que “poder estar con la intendenta actual en mi rol como intendente electo junto a todo el gabinete provincial, trabajando esta transición, creo que es un acierto institucional. Ahí está la clave de que los intendentes estemos cada vez más cerca de los funcionarios de provincia; es una retroalimentación”.