El fiscal jefe Fernando Rubio aseguró que los dos incendios que se produjeron en los últimos días en el Cerro Chapelco fueron accidentales.

“De acuerdo a las pericias que realizó el personal de Bomberos de la Policía de Neuquén, el fuego se produjo como consecuencia de un cortocircuito en un enchufe del inmueble”, indicó con relación al siniestro ocurrido el 26 de julio en la confitería Antulauquen.

Al referirse al incendio que esta semana consumió completamente el local de Austria, Rubio indicó que “fuimos informados por personal de Bomberos de la Policía que realiza las pericias, de que la causa del fuego habría sido accidental”.

Agregó además que “el fuego se habría originado tras la manipulación de un tubo de gas, alrededor de las 9.40 de la mañana”, señalando que en el suceso “un empleado resultó herido con lesiones leves, y está fuera de peligro”.