El sábado culminaron los trabajos de conformación de la capa protectora del gasoducto central de Villa La Angostura y este domingo se dio inicio a las tareas de remoción de rocas inestables por parte de Paramassi Andina.

Para la protección del gasoducto que corre a unos 50 centímetros por debajo del área de banquinas de la Ruta 40,  se colocó una cama de arena de 10 centímetros de espesor y se apilaron barandas metálicas capaces de absorber el impacto de un vehículo en movimiento.

Profesionales de Paramassi Andina comenzaron este domingo con los trabajos de estabilización de la ladera, luego de que escaladores profesionales finalizaron los trabajos de reconocimiento y despeje de la ladera. Asimismo, establecieron la zona de anclaje de las líneas de seguridad y la posición de los martillos hidráulicos.

Ahora se dio el inicio de las acciones de remoción de los bloques de rocas inestables, para lo cual se instala un sistema de anillos y cables de acero para contener las zonas más endebles y de mayor material suelto.