Vialidad Nacional informó que esta semana comienzan las tareas de remoción de rocas en la ladera de la Ruta 40, a la altura de Brazo Huemul, donde una semana atrás ocurrió el derrumbe.

Geólogos e ingenieros de ese organismo, de la Administración de Parques Nacionales (APN) y de la empresa Coarco SA –encargada del mantenimiento de un tramo del corredor–, determinaron el plan y metodología de trabajo.

Como ya se informó, se descartó la posibilidad de realizar detonaciones controladas de la ladera y, en su lugar, se conformarán cuadrillas de escaladores que intervendrán el área afectada desde arriba de la montaña, volcando sobre la ruta los bloques de rocas comprometidos mediante la implementación de gatos hidráulicos específicos.

Luego de realizadas esos complejos trabajos, se procederá a instalar una serie de mallas de contención o armaduras de acero para estabilizar la zona y recién ahí se comenzará con el proceso de liberación de la zona de camino, donde hay más de 1.000 metros cúbicos de material rocoso de diversos tamaños.