Este jueves, desde el Barrio Intercultural vuelven a manifestarse en el Municipio para reclamar por la terminación de obras de agua y electricidad.

Los vecinos insisten ante las autoridades con la necesidad de la conexión del barrio a la red de agua, la finalización de la obra de luz y la cancelación de la deuda que la intendenta Brunilda Rebolledo asumió con el EPEN, según prometió en su última visita al barrio de acuerdo al comunicado conocido por estas horas.

También piden “la compactación de caminos y relleno bajo platea, y las gestiones necesarias para las reactualizaciones de precios para la construcción de viviendas”, un tema que “ya tendría que ya haberse solucionado, siendo que como barrio se necesitan los servicios como cualquier otro y que esto, en lugar de ser entorpecido por el Estado, debería ser garantizado”.

“Ya agotamos todas las vías administrativas e institucionales sin encontrar respuestas a las problemáticas por más de seis meses”, se manifiesta en el comunicado firmado por Lofche Curruhiunca y Vecinos Sin Techo.