El martes ingresó a la región un frente frío y húmedo sobre el norte patagónico, causando períodos de viento, lluvias y nevadas hasta el domingo.

De acuerdo a la Autoridad Interjurisdiccional de las Cuencas de los Ríos Limay, Neuquén y Negro (AIC), en la región cordillerana de Neuquén y Río Negro se esperan períodos ventosos con ráfagas fuertes de 80 km/h del oeste–noroeste y lluvias con chaparrones fuertes.

Para este miércoles se pronostica probabilidad de viento blanco con ráfagas fuertes en las zonas de Rahue, Primeros Pinos, Pino Hachado y la Atravesada, y la ocurrencia de lluvias en las cuencas del Limay y Collón Cura puede provocar fusión de nieve en cotas bajas con un aumento rápido de los escurrimientos hacia ríos y arroyos, y probables deslaves y derrumbes en rutas.

Además se prevén posibles anegamientos en ciudades como San Martín de los Andes, además de Bariloche y El Bolsón, ya que la lluvia irá alternando con nieve en cotas bajas durante este miércoles con el ingreso de aire más frío. La mayor intensidad de las precipitaciones se espera en la región de los Lagos y la cuenca del Río Agrio.

A partir del viernes y durante el próximo fin de semana, junto con el ingreso de aire polar se intensificarán las nevadas con algunas lluvias en  toda la región cordillerana. Temperaturas máximas estarán en torno a 0ºC con acumulación de nieve y formación de hielo en algunas zonas.