Tras el derrumbe ocurrido el martes en el acceso a Quila Quina, el camino se encuentra cerrado a personas que no sean residentes en el paraje.

Así lo determinó Protección Civil sanmartinense, al considerar que hay peligro de nuevos derrumbes por las condiciones climáticas imperantes en la zona. De hecho, solo está habilitada media calzada.