El intendente a cargo Sergio Winkelman afirmó que puso “en marcha el plan de contingencia de residuos sólidos urbanos” tras los vaivenes producidos la semana pasada.

El concejal (a cargo del Ejecutivo ante la ausencia de Brunilda Rebolledo) puso al frente del “operativo de crisis” a Alfredo Muñoz, porque “entiendo que es la persona indicada y tiene el mayor conocimiento para realizar la logística” que va desde la recolección de residuos hasta su traslado a Alicura.

“Tomé la decisión de poner en marcha el plan de contingencia de residuos sólidos urbanos, siendo expeditivo y utilizando los recursos humanos con los que contaba”, afirmó Winkelman en entrevista con RealidadSM, agregando que actuó “con eficacia y rapidez en la resolución de un tema tan grave como es el de la basura en nuestra ciudad”.

Luego del fallido debut de la cantera Bourguignon como estación transitoria de transferencia de RSU, se vieron camiones de recolección llevando directamente los residuos al vertedero regional recientemente habilitado por la Justicia. No obstante, este fin de semana largo la ciudad siguió mostrando una alarmante acumulación de basura en todas sus calles.